Santa Cruz de Tenerife

Un médico de Primaria atiende 300 pacientes más de los establecidos

El aumento de las consultas fuera de hora y la falta de sustituciones ha elevado la demanda asistencial hasta un 40% y no deja tiempo para las visitas domiciliarias y la prevención.
G. Maestre, S/C de Tenerife
15/feb/15 2:15 AM
Edición impresa

Atención Primaria está saturada. Es la frase que repiten una y otra vez tanto el personal médico como el de enfermería y el de administración de los diferentes centros de salud, que consideran que la falta de personal y el aumento de la demanda asistencial "está acabando con la capacidad resolutiva y hace imposible la prevención y la promoción de la salud".

Este periódico se ha puesto en contacto con cuatro facultativos de Primaria de diferentes centros de salud de la isla de Tenerife y los cuatro coincidieron en el deterioro de la calidad asistencial debido al aumento de la demanda.

En concreto, los doctores reconocieron que aunque tienen establecido un máximo de 40 pacientes citados al día, "raro es el día que no se atiende a 50, 55 o más".

Esto supone un incremento de alrededor de 15 pacientes sobre lo previsto al día y se traduce en 300 pacientes de más cada mes.

"El problema no son los pacientes que te vienen fuera de hora. Ellos se sienten mal y acuden a su médico. Es lo que tienen que hacer. Lo que produce más atascos y nos deja sin tiempo para prestar una atención buena es la falta de sustituciones, de manera que si un compañero falta uno o dos días o se va a un congreso, los pacientes han de ser atendidos por uno de los que sí estén ese día o incluso cerrar la agenda y que los pacientes vayan cuando regrese. Esto multiplica el trabajo que ya de por sí está muy limitado por el tiempo", detalla uno de los médicos consultados y que actualmente trabaja en el norte de Tenerife y que prefiere no dar a conocer su identidad, al igual que los demás.

Y es que el Servicio Canario de Salud (SCS) ha establecido que los pacientes tienen tres formas de acceder a la consulta médica: llamando a 012 y pidiendo cita para consulta, para lo que se le reservan ocho minutos; llamando también al 012, pero para obtener una receta que permita la continuidad del tratamiento ya establecido, para lo que se destinarán tres minutos; y la tercera opción es que el paciente acuda al centro de salud sin cita previa (fuera de hora) con el objetivo de que su médico le atienda ese mismo día, puesto que su dolencia no puede esperar más.

"No importa que haya más gripe o procesos víricos, raro es el día que no te ves atendiendo a diez, quince o veinte pacientes de más", detalla un facultativo de La Laguna que reconoce que "no hay tiempo" para cumplir con los objetivos de prevención y la promoción de la salud.

"¡Qué más quisiera yo que dedicarle todo el tiempo que fuera necesario a un paciente que está en riesgo de padecer diabetes para aclararle sus dudas!, pero con ocho minutos es imposible y vas a lo básico para que no se te monte un follón en la sala de espera", detalla otro médico.

En lo que coinciden todos es que las visitas domiciliarias es casi imposible que se puedan realizar durante la jornada laboral.

"Se acumulan tantos pacientes y el agobio es tal que casi no hay tiempo, así que prefiero ir a almorzar y después realizar con tiempo las visitas de seguimiento, sobre todo los de cuidados paliativos", abunda otra doctora.

El Colegio de Médicos de Tenerife y el CESM conocen la situación y creen que el problema radica en la falta de inversión, puesto que Atención Primaria debería contar con un 45% del presupuesto sanitario y no supera ni el 15%.

es el número de pacientes que un médico de familia debería atender en un día, pero la realidad es que a diario atiende alrededor de 55.

Más resolutividad

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias tiene previsto aumentar la capacidad de atención y la eficacia de los centros adscritos a la Atención Primaria a través de la implantación de la radiología básica y de la mejora sustancial de muchas de las infraestructuras como es el caso de los centros de salud del Puerto de la Cruz, La Laguna, Tíncer, San Isidro, El Calero, Vecindario y Gáldar.

No obstante, su principal apuesta consiste en la creación de un Catálogo de Pruebas Diagnósticas Accesibles desde Atención Primaria (CPDAP) que ya funciona en todo el Archipiélago y que consta de, al menos, 16 pruebas que se irán implantando de forma escalonada aunque está previsto que recoja unas 190, posibilitando así que desde Atención Primaria se puedan solicitar un examen específico sin tener que pasar por Atención Especializada.

El objetivo, según ha manifestado la propia consejera, Brígida Mendoza, es acortar tiempo, "en la medida en que se salta una consulta, la del especialista" y se da "un nuevo impulso a la capacidad de resolución".