Santa Cruz de Tenerife

Cifran en 1.700 los opositores a maestro venidos de otras regiones

El sindicato Insucan ha analizado los datos de admitidos al proceso selectivo y concluye que la mayoría de los aspirantes que no son interinos proceden de otros puntos del país.
M.G., S/C de Tenerife
9/jul/15 0:58 AM
Edición impresa

Unas 5.900 personas se han inscrito en el proceso selectivo para cubrir 208 plazas de maestro en el Archipiélago. De ellas, unas 2.900 no forman parte de las listas de interinos y sustitutos y, dentro de este colectivo, alrededor de 1.700 proceden de otras comunidades autónomas.

Los cálculos los ha realizado el sindicato Insucan-Docentes de Canarias a partir de los números de identidad de los aspirantes, de los que 1.200 han sido emitidos en las Islas y el resto en distintas regiones del país. José Ángel Amador, portavoz de esta organización -partidaria de normativas que protejan el empleo de los residentes-, alerta de que la "afluencia masiva" de opositores puede perjudicar los intereses del profesorado canario. De hecho, asegura que si el procedimiento ha experimentado algún retraso ha sido de común acuerdo entre Administración educativa y representantes de los trabajadores para evitar el conocido como "efecto llamada".

El procedimiento selectivo se encuentra aún desarrollándose. Tras la primera prueba, un examen que solo ha superado poco más del 20% de los aspirantes, en estos días se están realizando las presentaciones de unidades didácticas, en las que los participantes deben demostrar su aptitud pedagógica y el dominio de las técnicas necesarias para el ejercicio de la enseñanza.

Pese al gran volumen de suspensos registrado después de la primera prueba, Insucan sostiene que se trata de cifras que entran dentro de lo normal al tratarse de oposiciones "más generales" y con menos plazas por aspirante que las que se celebraron en 2013. En esta ocasión han salido 208 plazas para las especialidades de Infantil, Educación Física, Educación Especial y Música, mientras que entonces fueron 123 para las de Inglés, Francés y Audición y Lenguaje.

Además, Insucan-Docentes de Canarias ha puesto en duda las advertencias de otras organizaciones sobre los defectos en la organización de las pruebas por parte de la Consejería de Educación. Pese a que sindicatos como ANPE y CCOO criticaron que los horarios del examen dificultaban a los opositores que forman parte de más de una lista de reserva presentarse a dos especialidades, Amador repone que los opositores que se encuentran en esta situación son solo 234.

CCOO vincula los suspensos al sistema empleado

El elevado número de suspensos en la primera prueba de las oposiciones a maestro en Canarias -casi el 80%- responde, según Comisiones Obreras, al sistema utilizado y a las instrucciones que han recibido los miembros de los tribunales. Según José Ramón Barroso, secretario general de la Federación de Enseñanza del sindicato, se trata de "una criba obligada" por la falta de tiempo para desarrollar y corregir las pruebas". A su juicio, el procedimiento debía haber comenzado antes. Barroso considera que "lo ideal" sería que el sistema por el que se rige el proceso fuese otro similar al que, de forma transitoria, se aplicó entre 2007 y 2011, que en su opinión era "más objetivo" y "valoraba más la experiencia y el trabajo en el aula".