Canarias

El presidente del CES cuestiona que se cobre por su cargo

Una enmienda de CC al presupuesto regional habilita un salario similar al de un consejero por presidir el órgano, pero Redondo no lo cree acertado tras los recortes.
El Día, S/C de Tenerife
5/ene/16 7:26 AM
Edición impresa

El Día, S/C de Tenerife

El presidente del Consejo Económico y Social de Canarias, Fernando Redondo, mostró ayer en Radio El Día su rechazo o, cuanto menos, serias dudas sobre la conveniencia de que el cargo que ocupa revierta un sueldo similar al de un consejero regional, sobre todo teniendo en cuenta los recortes que ha sufrido este órgano y la eliminación de estudios o trabajos que efectuaba antes. Reaccionó así a la enmienda a los presupuestos autonómicos introducida por CC, que habilita dicho salario desde este mes.

El presidente aclaró que lo que le ha pedido al Gobierno regional es que se cuente con el Consejo a la hora de tomar este tipo de decisiones u otras, cuidando siempre las formas y en contacto permanente con la sociedad, los empresarios y los sindicatos. "Empezar así (con ese sueldo) es hacerlo mal", indicó en el programa "El Día por delante", de Sonia Chinea.

Según recuerda, ningún presidente de este órgano ha cobrado antes por su labor y, por ejemplo, de ser un empresario o sindicalista y cobrar por su actividad en el Consejo, dejaría de ejercer su labor habitual por incompatibilidad, al convertirse en profesional.

El responsable del Consejo criticó al anterior gobierno regional por "no consultar nada" y aprobar una docena de leyes por la vía de urgencia, "sin debates sosegados previos". Por eso recalca la necesidad de que ahora se consulte a empresarios, sindicatos y otros estamentos o profesiones nuevas cualquier medida de calado.

Redondo cree, a su vez, que ya es el momento de que su cargo sea renovado, entre otras cosas por su condición de jubilado y porque considera que debe ocuparlo alguien en plena actividad, sea empresario, sindicalista o de otro perfil. De hecho, recuerda que ya lo ha pedido en varias ocasiones. Asimismo, lamenta que el Gobierno de Canarias "ni se enterase ni acudiese" a la reunión de París sobre el cambio climático, uno de los grandes retos, sobre todo para Islas, junto al envejecimiento de la población o las migraciones mundiales.

Pese a este, asegura que 2015 fue un "buen año" para Canarias si se exceptúa el empleo. Respecto a 2016, resalta las buenas expectativas que mantiene el turismo, "que va recuperando precios", y que el consumo interno haya subido un 6%. Además, factores externos como el petróleo, las exportaciones o la liquidez de créditos también han facilitado la situación. Por todo, cree que se puede dar un crecimiento del 2,8 o mayor del 3%.

Analizando el 20D, explica el éxito de Podemos por la existencia de muchos jóvenes formados que no encuentran trabajo ni un futuro claro y de ahí que la formación de Iglesias obtenga resultados tan buenos en ciudades universitarias como La Laguna o Las Palmas en un país con el paro juvenil más elevado de Europa. Pese a que C's no sacó los resultados que esperaba, considera que tiene mérito al partir de 0. En su opinión, la sociedad española, por fortuna, no respalda a la ultraderecha, que sí tiene gran fuerza en Francia, o los partidos xenófobos, con relevancia creciente en Noruega.

Cree positivo que la gente reflexione y exija nuevas políticas, aunque no sepa concretar cuáles.