Canarias
LO ÚLTIMO:
Herida una mujer tras un atropello en La Laguna leer

Las camareras de piso anuncian movilizaciones este verano

La plataforma denuncia el "postureo" de la patronal y las administraciones SB avisa de que no habrá nuevo convenio provincial sin un estudio que mida los tiempos de trabajo.
M.G., S/C de Tenerife
7/jun/18 6:35 AM
Edición impresa

"Hemos tocado en todas las puertas y no hemos conseguido nada". Angelina Martín, presidenta de Kellys Unión Tenerife e integrante de la plataforma que agrupa a sindicatos y camareras de piso en Canarias, advirtió ayer de que el colectivo no ve "otra opción" que intensificar sus reivindicaciones ante la falta de respuesta de las organizaciones empresariales y las administraciones. "Solo nos queda movilizarnos", dijo.

Lo harán, si nada cambia en los próximos días, a partir de julio, cuando se concentrarán a las puertas de los establecimientos hoteleros y recorrerán las zonas turísticas de las Islas para hacer ver -también a los turistas- las condiciones de "sobreexplotación" que viven estas trabajadoras, la mayoría de las cuales, señalaron, no alcanzan la edad de jubilación porque las dolencias asociadas a sus tareas las llevan a retirarse antes con incapacidades laborales.

La constitución de la plataforma que agrupa a las camareras de piso y a varias organizaciones sindicales -UGT y CCOO no están entre ellas- se produjo hace alrededor de dos años. En este tiempo, -destacó el portavoz de Sindicalistas de Base (SB), Manuel Fitas-, ha conseguido que la opinión pública y los medios de comunicación conozcan la situación que vive este colectivo laboral. En cambio, en lo que respecta a la respuesta de las administraciones y las patronales han sido "dos años de postureo, sin que nada se haya trasladado a la negociación colectiva", a pesar de las reuniones mantenidas, lamentó Fitas.

La idea de los componente de las plataforma es elevar el tono de las movilizaciones, si la situación no cambia, hasta culminar con una huelga en las próximas navidades. También se han propuesto acudir a los responsables nacionales de la Inspección de Trabajo para denunciar la "connivencia" de este órgano en Canarias con los empresarios del sector.

Camareras y sindicalistas exigen que se aplique la guía de buenas prácticas para evitar riesgos ergonómicos y psicosociales, que no ha sido avalada por la patronal. Asimismo, condicionan la negociación del próximo convenio colectivo de hostelería a que se ponga en marcha un estudio que mida los tiempos de trabajo de estas profesionales. "No habrá convenio" sin esta herramienta, advirtió Manuel Fitas, cuya organización se ha convertido en mayoritaria en Tenerife.