Canarias
LO ÚLTIMO:
Doce heridos en un ataque con cuchillo en una guagua en el norte de Alemania leer

Podemos se demarca del consenso sobre la ley de Memoria Histórica

Manuel Marrero censura que, de momento, se acepte muy poco de las 43 enmiendas de su grupo y anuncia que, si el texto llega así al pleno, se abstendrán o, incluso, lo rechazarán.
El Día, Santa Cruz de Tenerife
10/jul/18 6:25 AM
Edición impresa
Diputados presentes en la comisión de ayer, en la que se evidenció la ruptura de la unanimidad./EFE

Una de las leyes regionales aún por aprobar en la presente legislatura y que parecía que saldría por unanimidad corre el riesgo de perder a uno de los grupos que más la han impulsado. La comisión celebrada ayer en el Parlamento de Canarias sobre la norma de Memoria Histórica para las Islas constató las grandes diferencias que tiene Podemos respecto al resto de partidos. Mientras la formación violeta considera que el texto se está convirtiendo en una ocasión perdida para disponer de la ley más avanzada de todo el Estado, entre otras cosas porque es la última región en aprobarla y se podría condensar lo mejor de lo ya legislado en otras comunidades, aparte de la norma estatal de la última legislatura de Zapatero.

El PSOE, CC, PP, NC y ASG consideran que el texto actual es suficiente y apenas lo están modificando con algunas enmiendas. Además, subrayan que llevan más de un año y medio trabajando en esta ley y que, llegados aquí, no conviene introducir muchas modificaciones que puedan poner en peligro el consenso total que, hasta ahora, había concitado la iniciativa.

Sin embargo, el diputado de Podemos Manuel Marrero, presente en la comisión de ayer, dejó clara su disconformidad al comprobar que no se acepta casi nada de las 43 enmiendas que presentó su grupo el pasado mes de mayo. A su juicio, se trata de un grave error porque el texto actual "apenas supone cambios o aportaciones nuevas a la ley estatal. Es decir, casi no tiene sentido una nueva ley que no va mucho más allá de la general y que tampoco incorpora lo mejor de las que ya han aprobado otros parlamentos".

Para Marrero, lo más grave no es que se rechace buena parte de las enmiendas de su grupo, sino que se trata de exigencias de las asociaciones de víctimas del franquismo y de entidades como la de los niños robados. En concreto, censura que se quiera poner como tope el año 1978 y no se reconozca a los menores arrebatados a sus madres y padres auténticos a partir de ese ejercicio, "cuando hay casos que se remontan, incluso, a 2001".

También lamenta que ni siquiera se tengan en cuenta todas las recomendaciones y apuntes del Consejo Consultivo, le llama la atención que el PP no presente enmiendas, que las de CC "sean más bien superficiales" y que el PSOE y NC acepten una norma, en su opinión, insuficiente y que no cumple lo que siempre han exigido las víctimas y sus familias: "Justicia, no olvido y reparación".

Marrero, en cambio, sí considera un gran paso que, finalmente, se cumpla lo aprobado en el Congreso para sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos, lo que vería como un símbolo de gran carga, si bien aún insuficiente. Por eso, tampoco comprende la tibieza de los grupos en el Parlamento isleño, que no le hagan caso a lo que reclaman las asociaciones, con las que se ha reunido, y que se desaproveche esta ocasión, por lo que no solo no descarta la abstención de su partido, sino, incluso, el voto en contra cuando la norma vaya a pleno.