Canarias

Luis del Río se propone reforzar las fiscalías Anticorrupción de Canarias

María José Segarra niega que el nombramiento del nuevo fiscal Superior responda a razones ideológicas sino a la necesidad de renovación en los cargos del ministerio público.
F. Marimón, Las Palmas de G.C.
2/abr/19 6:27 AM
Edición impresa
Luis del Río se propone reforzar las fiscalías Anticorrupción de Canarias

F. Marimón, Las Palmas de G.C.

El nuevo fiscal Superior de Canarias, Luis del Río, que tomó ayer posesión del cargo en sustitución de Vicente Garrido, pretende mejorar las fiscalías en las islas y potenciar el papel de investigación del ministerio púbico. Durante sus 14 años como fiscal Anticorrupción en Las Palmas se ha dedicado a luchar contra "una lacra que de forma tan grave corroe la democracia e impide el desarrollo de los pueblos" y, por ello, como fiscal Superior de Canarias apuesta por reforzar las fiscalías delegadas Anticorrupción de ambas provincias, ante la "soledad" con la que se encuentra esta figura en Canarias al depender de una Fiscalía Especial estatal.

Para ello, plantea la creación de unidades en las fiscalías provinciales de las Islas que se encarguen de aquellos delitos que no puedan asumir las fiscalías contra la corrupción de Las Palmas y de Tenerife. Además, propone que cuenten con el "auxilio" de unidades de policía judicial adscritas a las mismas, lo que evitaría "situaciones de impunidad por falta de una investigación adecuada por carencia de medios", unidades que podrían actuar para el conjunto de las fiscalías de Canarias.

Respuesta eficaz

En el acto, presidido por la fiscal General del Estado, María José Segarra, Luis del Río destacó la importancia que tiene la especialización en el ministerio fiscal, ya que, a su juicio, constituye "la respuesta más eficaz frente a las nuevas formas de criminalidad". Por ello, impulsará el nombramiento de coordinadores autonómicos en determinadas materias, como son los delitos contra el medio ambiente, violencia contra la mujer, delitos económicos o protección de víctimas.

Además, como nuevos retos se fija en su plan de actuación transparentar la acción de la Fiscalía con la creación de un gabinete de prensa que opere como una unidad de apoyo, como las que prevé el nuevo modelo de oficina fiscal, al estimar que "es esencial que las noticias que llegan al ciudadano relativas a la Justicia lleguen correctamente".

El nuevo fiscal Superior de Canarias también se muestra partidario de que la nueva oficina fiscal cuente con personal con formación en materia de estadística e informática, dado el futuro que le espera al ministerio fiscal que pretende hacer un esfuerzo en digitalizar todos los expedientes.

Antes de presidir el acto, Segarra negó que el nombramiento de Luis del Río se deba a razones ideológicas, como afirmó el anterior representante en el cargo, Vicente Garrido, tras conocer la designación de su sucesor, ya que pese a que apoyaron su candidatura siete miembros del Consejo Fiscal, frente a cuatro a Luis del Río, la fiscal General del Estado -que tenía la última palabra- designó al exfiscal Anticorrupción.

A juicio de Segarra, el plan de trabajo con el que Luis Del Río prevé dirigir el ministerio público en Canarias contribuirá a "revitalizar la institución". Además, "los cargos en el ministerio fiscal son temporales" y por ello estima que es "importante para la institución una renovación". Vicente Garrido llevaba 16 años en el cargo, tanto como fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Canarias como Fiscal Superior de la Comunidad Autónoma cuando se creó este órgano en 2008.

Plaza vacante

María José Segarra explicó que la plaza vacante que deja Del Río en la Fiscalía Anticorrupción en Las Palmas "se sacará lo más pronto posible a concurso interno para ver qué fiscales pueden estar interesados", unos tiempos que, según precisó, "están en manos de la fiscal provincial y del fiscal jefe" del área.

En relación a su antecesor, Luis del Río expuso que "pese a lo que se puede haber leído y escuchado" en los últimos días sobre su nombramiento, que fue rechazado por la Asociación de Fiscales a la pertenece Garrido, el ya exfiscal superior de Canarias fue el primero en felicitarle y en ofrecerle "su lealtad".

Durante la toma de posesión, a la que acudió la judicatura en peso, como el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, así como el consejero de Justicia del Gobierno canario, José Miguel Barragán, los dirigentes del Cabildo grancanario y del Ayuntamiento capitalino, Antonio Morales y Augusto Hidalgo, respectivamente, o representantes militares y civiles, entre otros, Luis del Río señaló asimismo como nuevos objetivos el incremento del papel institucional de la Fiscalía.

El también profesor asociado de Derecho Penal en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria prevé intensificar la relación con el Ejecutivo regional, colegios profesionales o universidades, al objeto de colaborar en la formación de los alumnos, así como con organismos del sector público como el Diputado del Común, la Audiencia de Cuentas o el Consejo Económico y Social. Asimismo apuesta potenciar el papel de mediación de la Fiscalía y el plan de igualdad de la carrera judicial.