Carnaval
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Un testigo sitúa a Carme Forcadell agitando "a la masa" el 20-S leer

Mamelucos, el rey león de una fase pobre

El jurado emitirá esta noche su primer veredicto, que permitirá conocer los ocho finalistas del viernes. Más decepción que alegrías, entre las que está la "resurrección" de La Traviata, que se reivindicó.
@HGonar
13/feb/19 6:26 AM
Edición impresa
Mamelucos, el rey león de una fase pobre

@HGonar

M amelucos destacó en la segunda fase, que supuso el "retorno" de La Traviata con sus aspiraciones a volver a la final, de la que lleva fuera hace dos años. De resto, destacar los buenos argumentos de las letras de Burlonas. El ecuador murguero tuvo un antes y un después de Mamelucos. Inicio decepcionante de la fase, con Triquis, Arremangados y Jocikudos, para levantar vuelo con Mamelucos, aguantar el tirón con La Traviata y comenzar a decaer, hasta soportar los reproches de una murga del Norte contra Santa Cruz.

Abrieron la fase Redoblones, segundo premio de Interpretación, que, de concursar, podría haber sido la segundo mejor murga de la fase de ayer.

1. Triqui-Traques (1968). Dirigida por Otero hijo por segundo año consecutivo, la decana en concurso salió a ritmo de su pasacalles, y gracias a la letra se les identificaba. Por momentos, parecía falta de fuerza, y eso que este año tiene en el apartado musical a Francis Trujillo "La Juana", que volvió a Triquis.

Los dos temas son grandes ideas, con toques de humor, pero la murga no llegó a despegar. El primero, "Un recinto de papel", gran idea de representar el secuestro del recinto ferial, pero las letras eran atropelladas, sin brillo. Para exigir rescate, pidieron a la concejala dejar subir a los mascotas menores de tres años con las infantiles... crítica al sistema de venta de entradas, para seguir con Bermúdez, a quien piden mejor sanidad (las competencias son del Gobierno) y la playa. Y aquí alguien les secuestró el encanto y cantaron caracterizados como personajes de "La Casa de Papel".

De segundo, "Yo soy aquel", dedicado a Dios, al que olvidaron encomendarse para la final. Los dos temas, de Félix Padilla, con toques de humor. El primero, cuando en el público daban el primer bostezo, cantaron... "gracias a Dios, o sea a mí". Otro toque más de humor: "Con la costilla fundé casa Tomás"... La magia fue el componente que faltó, las voces eran irreconocibles. Un intento por ser aquellos Triquis, que anoche no se parecían, sino por el nombre de algunos componentes históricos.

2. Arremangados (2018). A la tercera, la vencida. Primero fueron los Troyanos, luego los Sangarriangas y anoche, Arremangados, tercera murga del Carnaval moderno que participa en Santa Cruz llegada de Candelaria. De ellos no se puede ver la botella medio llena o medio vacía; o llena o vacía. A punto estuvieron de ser descalificados, no por quedarse a dos segundos de soportar el público los 30 minutos, sino porque en la actuación el medio centenar de componentes iba por un lado y las voces por otro.

Comenzaron con un pasacalle que recordaba el timo de la murga uruguaya para fajarse con un repertorio, sin duda, diferente.

Obra y ¿gracia? de Marco González, comenzaron con "Mensaje en una botella", y a punto estuvieron de sacar alguna lágrima en su examen de conciencia a quien promete ayuda y no la da. Luego, homenaje a los abuelos, con crítica a la Ley de Dependencia, y pasodoble: un padre que se separa y debe dejar a su hijo en la casa de su ex. Con vídeo incluido.

El segundo tema, de borrachos. Literal. Una historia que dividió la murga en dos, en un encuentro generacional. Hilaba el diálogo entre veteranos y pescadores noveles. Lo mejor, la oportunidad que le ha dado Papuchi a más de medio centenar de jóvenes de Candelaria que han hecho realidad el sueño de subir al mismo escenario de Bambones, Mamelucos... representar al municipio y ser familia. Pero eso no lo puntúan las bases. A Candelaria siempre le queda el Encuentro de Murgas de Canarias.

3. Jocikudos (2010). Hasta ese momento, la segunda fase parecía haber entrado en bucle con las tres primeras en un tributo a las murgas de hace 15 años, unas más parecidas a Las Palmas que otras.

Los de Tana Cedrés pelean por superarse. Esta vez apostaron por Roberto Darias, viejo conocido de las murgas, que militó en Trabas en la etapa reciente, y estrenaron director con Mike Morales, un intento por dulcificar su imagen. Pero tal vez no es un problema de presencia, sino de estilo. Mejoraron en el pasacalle y despedida, pero su actuación fue como remontarse a lo profundo con los temas que interpretaron.

El primero, "Homenaje a Canarias" -bien podía titularse "Homenaje a Singuangos", por la crítica a CC-. No fue muy comercial desgranar el argumento al son de "La muralla", para referirse al Valle de La Orotava o al García Sanabria: "la Isla no aguanta más daño ambiental..." Ni la fase otra actuación así. Y se vinieron arriba: "A mi tierra no la vence nadie".

Segundo, "El invisible", buena idea para repasar con ese hilo conductor situaciones de abandono: invisibles para la sociedad son los mayores, las murgas infantiles por el trato que reciben, los que duermen en un cajero, la libertad de opinión. Pero invisible estuvo la magia. Digno es trabajar seis meses, con el esfuerzo que supone y visto el resultado: es una murga que pelea por mejorar, con un primer tema de los 80 y un segundo que se quedó en buena idea.

4. Mamelucos (1981). Los ganadores de la pasada edición salían a luchar contra ellos mismos en la versión Sary Mamel's. Pero cambiaron el paso y salieron ganando incluso con crítica dura con la que el público se sintió identificado.

La presentación del disfraz ya los enchufó a otro concurso. Con la magia de sus voces y una letra que conecta, su actuación tocó el cielo y al final perdió fuelle, sin desmerecer. Entraron a saco con "Fuerte tema más falso", diciendo que los murgueros son unos falsos porque realmente desean que se les fundan los neones a Zeta-Zetas. En un enfado general de su letrista, Airam Bazzocchi, critican que los murgueros adultos no vayan a animar a las murgas infantiles. Y de sensaciones a personajes, cargando tintas contra Clavijo, Carlos Alonso, y hasta Antonio Martinón, rector de la ULL que habla de crisis y gasta 15.000 euros en un logo. Luego, la falsedad del machismo, llevar falda corta es un atenuante. Fueron políticamente incorrectos: hay quien vive de ayudas públicas, no paga impuestos... "totum revolutun". Estaban enfadados y se hicieron escuchar.

Tras un buen tema, siguieron "Los últimos siete días". La voz de Dios (José María Tejera) avisa a la murga de que la vida llega a su fin. Deciden dejar la dieta y hacen una lista para aprovechar el tiempo... tratar mejor a los voluntarios de la ONG... El tema bajaba de intensidad cuando sacaron un batiburillo: "el barranco de Santos, drogodependientes sin ayuda, Canarias sin pobres y levantaron vuelo al final, recordando los cuernos a la parienta, o que llamaron gorda a la suegra... Y Dios se aparece y dice que se había equivocado, que los últimos 7 días de vida le quedaban a una murga de Las Palmas. Corrieron a buscar el humor, que ellos eran fieles y elogiaron a la suegra. Reencontraron la magia de la despedida. Los mejores de anoche hasta ese momento, lo cual no es ningún mérito, visto lo visto.

5. La Traviata (2004). Tras dos años fuera de la final, viniendo de ser la murga de "El Kiosco", los de Josechu Álvarez buscaban una "señal" para soñar con volver el viernes. Su actuación fue de menos a más. Comenzaron con una bonita poesía de Carlos Casanova al bombo con motivo de los 15 años que cumple la murga que preside Juan Díaz "El Breva", quien precisamente anoche no se pudo subir.

Tras la presentación, con sus altibajos musicales, aprovechó la ola del pasacalles y conectó con la grada. Su primer tema, "Valores", un examen de conciencia a la sociedad que "se tira a la piscina" para declarar amor a las murgas femeninas que han logrado la igualdad en el Carnaval, y un guiño a los niños, a los que explica, en forma de cuento, "un mundo sin valores", los personajes de Dori y Nemo, la Cenicienta, Pinocho y los tres cerditos... para pedir a los niños que sean el Rey León.

Su triunfo lo sacaron con "El sindicato", que convirtió en un Carnaval el escenario del recinto ferial. Como portavoces, dieron voz a la comparsa, y subieron una batucada, luego a las agrupaciones musicales, para pedir más protagonismo, y concluyeron con un rajazo a los murgueros, a los que llamaron esquiroles por defender la cantera. "Larga vida a los grupos del Carnaval", sentenciaron, en un canto por llegar a la final.

6. Burlonas (2000). La hora en la que salieron y la intensidad de sus letras, unidas a una fase con un arranque para el olvido, jugaban en contra de Burlonas, finalista en los dos últimos años.

Se engancharon al brillo de la despedida de La Traviata para aprovechar el tirón y despegaron con su pasacalle. Las de Adela Peña comenzaron a exponer argumentos, con las letras de David García, con altibajos. El primero, "Ser voluntariado", es un rajazo con la mano abierta a los políticos, recrimina el uso de becarios y lamenta la contratación de enchufados. De ahí, al CD Tenerife, para pedir la dimisión de Concepción, su presidente. En este batiburrillo voluntario entraron también los grupos del Carnaval que han desaparecido, como Valleiros y Marchilongas, y retomaron la político para sentenciar que gobernar es trabajar, no figurar. Muchos argumentos, pero faltó chispa. Se quedó en un tema denso, poco comercial.

El segundo tema, "Pensionistas", les permitió vestirse de mayores, para denunciar la situación del colectivo de la tercera edad mayores. Guiños en busca del amor: cuando salen algunas madres para contar a sus hijas las necesidades que sufren. De nuevo, otro viaje, sin retorno, a los políticos para decir que mantienen entretenidos a los mayores mientras tienen telarañas en la nevera. "No quieren dar un paso atrás". Más letra que magia.

7. Tiralenguas (1991). La murga ganadora de la comarca del Norte cerró la segunda fase bajo la dirección de José Antonio Vera, mostrando el trabajo musical de Xerach Casanova que anoche hizo doblete, con los montajes de Mamelucos y los de Icod. Con una buena presentación, con magia, afrontaron su pasacalle, para luego intentar dar razones para volver el viernes. Su primer tema, "Prejuicios", parecía su propio sentimiento. Arrancaron con cómo se encasilla a la gente por su apariencia, para luego arremeter contra el alcalde de Santa Cruz y su homóloga de Güímar por su interés para llevarse el monumento de Franco. En el más difícil todavía, cruzaron "la línea roja" y aprovecharon el escenario para lanzar reproches precisamente hacia Santa Cruz, si bien se apresuraron a aclarar: "Yo amo el Carnaval". Se despidieron con "Detrás de la barrera", un tema en el que se critica que se vean las situaciones de pobreza sin entrar a resolverlas. Aunque estuvieron correctos, cubrieron el expediente. Dado que es la única vez que coincidirán en un mismo concurso con Trapaseros, los de Vera, con letras de Josué González "Chano", evidencian la distancia que existe con Trapaseros, casi la misma que hay entre Santa Cruz e Icod, en este caso en favor de los exponentes de los musicales.

3ª FASE

Hoy, miércoles, 20:30 horas

1. DESBOCADOS

Director: Juan J. Padilla Rodríguez

Fantasía: "De aniversario me vestí y hasta el caballo perdí"

Diseñador: Jonathan Suárez

2. MASQLOCAS

Directora: Tania Fernández Tejera

Fantasía: "Cosiendo letras con retales, este año vuelvo a salir en carnavales"

Diseñadores: Juanma Ramos y Juan Álvarez

3. ZETA-ZETAS

Director: Javier González Lemus

Fantasía: "Partido nacionalista Zeta-Zetas: Un murguero con ideales y principios"

Diseñador: Alexis González

4. TRIQUIKONAS

Directora: Almudena Domínguez Pérez

Fantasía: "Mi mejor arma, tu sonrisa"

Diseñadora: Carla de la Cruz

5. CHINCHOSOS

Director: Manuel Martín García Pérez

Fantasía: "Soy un simio del futuro que vino a conquistarte pero Tenerife me enamoró"

Diseñador: Luis Fernández

6. KLANDESTINAS

Directora: Cintia Prendes Brito

Fantasía: "Una para todas... ¡Y todas para una!

Diseñador: David Franquet