Santa Cruz de Tenerife
TROMPULGA Y CHICHAPIÉ JOSÉ A. INFANTE BURGOS

Bagañetes

23/jun/09 7:26 AM
Edición impresa

ES UNO de los más curiosos gentilicios de uso coloquial que hay en Canarias y por el que se denomina a los habitantes de Tazacorte. Las circunstancias históricas que se mueven en torno a estos motes colectivos, por ejemplo el de "chicharreros", a veces responde a peyorativos o desprecios exteriores, que más tarde son invertidos por la gente convirtiéndolos en orgullo y marca. Los chicharreros ya no son los que históricamente pescaban, descargaban el pescado o residían en los barrios marineros. Ahora, porque es un "relativo" (como lejos y cerca) ante los de fuera, lo somos todos. La isla y Canarias entera. Orgullo e identidad, ranilleros, bagañetes y chicharreros.

Después de la conquista, el Valle de Aridane quedó como un único municipio, Los LLanos de Aridane. En el transcurso de los siglos y ante la dualidad de vertientes competitivas en la isla, El Paso se erigió como árbitro y se independizó. El actual municipio del centro palmero se segregó con toda La Caldera de Taburiente y la zona alta del territorio más grande de Benahoare.

Con la entrada, desde América, de la caña y su rápida extensión por toda la costa de Aridane, en el siglo XVI, la isla y sus puertos del Oeste se desarrollaban en la vanguardia productiva de Canarias. Los ingenios de Argual y Tazacorte producían más azúcar que el resto de La Palma, y en tiempos, más que el conjunto no incluido del Archipiélago. El muelle de S/C. de L.P. era de los más importantes del Atlántico, con un comercio oceánico de enorme relevancia. Formaba parte igual y a la misma altura de las tres islas principales en cuanto a riqueza agraria, en esos primeros siglos, rivalizando con TF y LP.

Poco a poco, por tamaños y agua, se decantaron las posiciones y a finales del siglo XIX La Palma era la tercera isla, cerca de TF y GC en importancia, pero existiendo un pique insular entre la zona de S/C. . al Este y el Valle al Oeste de los horizontes, además con una secesión en ciernes de Tazacorte (donde estaba la riqueza) y Los LLanos (donde vivían los ricos)

A finales de siglo XIX se cuenta que existió una partida de dinero para el muelle de Tazacorte para construir una estructura importante. Que los de Santa Cruz de La Palma pensaron que el muelle de Tazacorte les restaría importancia al suyo y que los de Los Llanos supusieron que restaría al núcleo principal y tanto unos como otros hicieron pinza para que Tazacorte no recibiera esa asignación, que fue destinada finalmente al muelle de La Luz y de Las Palmas, con lo que el puerto canarión -no les gusta mucho su mote- acabó beneficiándose también de sus especiales ventajas de fondo y dio el salto pá'rriba. Eso se cuenta y supongo que en parte son historietas con mayor, menor, o ningún calado.

Hay dos teorías referentes a la procedencia del nombrete a los habitantes del lugar: una, en Tazacorte esa maquinación con respecto a su puerto no cayó nada bien y las corrientes anarquistas triunfaron a la hora de manejar el episodio. Hicieron mucha mella en el pueblo y, con el cuento de que los de izquierda no querían trabajar, los llamaron vagos, "bagañetes". Según la segunda tesis, se trataría de un apelativo, "bagañete", de tanto arraigo local que, atenidos a la morfología, es palabra derivada de "baga o bagazo", cáscara o residuo de la caña de azúcar después de su molienda, con el sufijo apreciativo-diminutivo "ete" y el interfijo ñ, sin aparente significado".

Tazacorte logró la independencia por medio del alzamiento de los residentes que con sus escopetas no dejaban títere con cabeza en cuanto pretendían atravesar sus fronteras. Así los doce kilómetros cuadrados de Tazacorte fueron defendidos como los de una nación "entre nasas, guelderas y aparejos de pesca variados. ¡Viva Tazacorte libre!", fue el grito de guerra durante setenta y dos horas.

Protagonizaron un levantamiento y fueron durante tres días nación independiente, hasta que llegó un barco español que se puso en el mar frente a las casas y lanzó un obús que recorrió los cielos del "país Bagañete" y cayó en la montaña de Argual, ya en el extranjero. Entonces, se dieron cuenta de que no tenían cárceles para apresar a tantos prisioneros (es broma) y dejaron las armas en 1925 y no se independizaron de España, pero sí de Los Llanos.

infburg@yahoo.es