Criterios
SUPERCONFIDENCIAL ANDRÉS CHAVES

El chachón

1.-No sé si me va a salir este artículo. El jeito del chachón es el jeito de Cantinflas
21/feb/14 0:56 AM
Edición impresa

1.-No sé si me va a salir este artículo. El jeito del chachón es el jeito de Cantinflas . Es decir, ese movimiento descendente-ascendente de costado, fingiendo sorpresa, que hace el matiento es casi idéntico al del genial cómico mexicano, gracias al cual estudié yo. Porque sabrán ustedes que Cantinflas colaboró con monseñor José Flores Göbber en la fundación de la Casa los Muchachos Pío XII , luego Colegio San Agustín del Puerto de la Cruz. Así pues, mi curso de ingreso en el bachillerato y hasta cuarto y reválida se lo debo, en parte, a Mario Moreno . El chachón es un personaje casi perdido o perdido del todo. Abrumado por la grifa, era hombre de pocas palabras. No le hacían falta. Si escuchaba algo indeseado, sólo respondía con: "...ay... ¿qué pashaaaaa? Su mejor manera de defenderse era el paso atrás; y cuando había que atacar, el cabezazo certero, que tumbaba al rival. Me acuerdo de una vez, en un bar de putas de la calle de Miraflores, donde después de una copiosa cena fuimos a parar, en la noche de los tiempos, un amigo y yo. Íbamos bien servidos de tragos. Era un bar con puertas batientes, como los "saloons" del Oeste.

2.- Con el pedo, recriminé a un tipo mal encarado que estaba en la barra insultando a una chica. Yo era un poco quijote; creo que lo sigo siendo, aunque ahora sin ningún éxito, debido a mi edad provecta. El tipo sacó una navaja, sin más, y se fue hacia mí. Sosa , mi amigo, que era luchador y que ahora juega al dominó, miró al tipo y sólo dijo: "Déjalo quieto". El truhán frenó en seco, al ver la corpulencia de Sosa, se dirigió a mí, que esperaba, chijado, en la otra punta de la barra, y me soltó: "Agradéceselo a tu amigo". Éste era un matiento violento, un profesional de la camorra, pasado de algo más que de grifa porque el chachón, el mata, el nota, no se mete contigo jamás si tú no lo incomodas.

3.- Queda alguna reminiscencia chachona, por ahí por el mercado, en los bares de los alrededores, pero poca. El chachón está, en cierta forma, ligado al cambullonero y a su idioma cockney; equivaldría al inglés de los muelles de Londres. Hay que ver, para definir qué es el cockney, "My fair lady" o leer a Bernard Shaw . Cada pueblo tiene su jerga de baja ralea, que luego aporta muchas palabras al idioma culto: el lunfardo de Buenos Aires; el cockney de Londres; el del cambullón de Tenerife. Y eso.

achaves@radioranilla.com

SUPERCONFIDENCIAL ANDRÉS CHAVES