Criterios
TAL CUAL PABLO PAZ

La semana más social de La Caixa

21/feb/17 5:52 AM
Edición impresa

Aunque durante todo el año las más de 1.500 entidades sociales locales repartidas por toda España que permanecen vinculadas a la obra social de La Caixa mantienen una actividad plena en su quehacer desinteresado por ayudar a los más necesitados de la sociedad, existe una semana especial al año, a la que llaman "La Semana Social", en la que se vuelcan, material y físicamente, algo más de diez mil empleados entre la fundación bancaria y la propia entidad CaixaBank.

Y esa semana solidaria -la que ha ido del 11 al 19 de este mes de febrero- ha transcurrido con notable éxito y repercusión mediática dada su importancia, trascendencia y, sobre todo, a tenor de sus resultados, ya que ha tenido como objetivo la ayuda y el apoyo a numerosas personas, conciudadanos nuestros, que por motivos y causas diferentes se hallan en estado de vulnerabilidad, así como el acompañamiento a los más pequeños y a nuestros ancianos, sin dejar de lado el fomento a la cultura y el respeto por el medio ambiente.

No en vano, y durante el año que ha pasado, las instituciones citadas han llevado a cabo, a través de su obra social, y con un presupuesto de algo más de 44 millones de euros, más de 13.000 proyectos locales que normalmente suelen canalizarse a través de las propias oficinas bancarias. Si nos fijamos en Canarias, estamos hablando de 550 empleados-voluntarios que han llevado a cabo 128 actividades propuestas por 66 entidades locales.

Dicho voluntariado, que en palabras del propio presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé, "son personas que, con tenacidad y constancia, y movidos por un motor especial, desean ayudar con todas sus fuerzas a quienes más lo necesitan. Se trata de una dedicación personal y generosa que no está sujeta a ninguna obligación o deber". Es más, los responsables de ambas entidades reconocen que la parte bancaria de CaixaBank no sería lo que hoy es -el mejor banco de España o el mejor banco en innovación y tecnología del mundo- si no la complementara y la acompañara de la Obra Social.

De hecho, el próximo 10 de marzo se celebrará el Encuentro del Voluntariado, que tendrá lugar simultáneamente en doce ciudades españolas, entre las que se encuentra Santa Cruz de Tenerife, y en la que se pretende festejar y celebrar el reconocimiento que caracteriza a los voluntarios, así como su compromiso con el trabajo en equipo, su altruismo, responsabilidad, dedicación y entrega hacia los demás como forma de compromiso y apoyo para que entre todos podamos disfrutar de una sociedad más justa y solidaria.

Por su parte, la Fundación CajaCanarias mantiene su importantísima contribución con diferentes comedores sociales, entre los que destacan la Asociación Benéfica Padre Laraña, las Hijas de la Caridad, el Grupo San Pío X, el comedor social La Buena Estrella, la Virgen Poderosa o los diferentes comedores interparroquiales que existen en nuestros pueblos y ciudades canarias; y lo ha hecho renovando sus convenios de colaboración para cubrir parte de las necesidades de dichas asociaciones.

En cualquier caso, y aunque la ayuda de unos y de otros se preste a pequeña escala, a grupos reducidos, incluso a determinadas familias o a personas de forma individual, dicha ayuda debe servir sobre todo para mitigar las dificultades de quienes por la fatalidad, la crisis o el cruel destino sufren soledad, hambre y desarraigo social. Por consiguiente, tenemos y debemos ser solidarios con los más necesitados, porque por desgracia nadie está a salvo de verse en su lugar en cualquier momento.

macost33@gmail.com

TAL CUAL PABLO PAZ