Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Las Palmas y CD Tenerife agarrados al derbi para cambiar su tendencia leer
POESÍA

Publicada la primera edición de "Una colina meridiana", de J.R. Jiménez


EFE, Madrid
30/may/03 20:17 PM
Edición impresa

El azar, el destino o la desconsideración que existe en España ha hecho que la gente se olvide de libros como "Una colina meridiana", y de su autor, Juan Ramón Jiménez, aseguró ayer el poeta Tomás Segovia en la presentación de la primera edición de esta obra, que tuvo lugar en el Círculo de Bellas Artes.

Sin embargo, "me parece adivinar cierta coherencia en la incoherencia de la historia", señaló Segovia, para quien la razón del desprecio hacia poetas como Juan Ramón Jiménez (1881-1958) es que nunca expresó una subversión manifiesta contra el régimen de Franco, al contrario de lo que hicieron otros artistas como Luis Cernuda, a los que hoy se les reconoce incesantemente.

Para el director de la colección Signos, serie dedicada a la poesía en la que se inscribe este libro editado por Huerga y Fierro, Ángel Luis Vigaray, es inaudito e indignante que nadie se acuerde de nadie "en este país desmemoriado e ingrato".

Por su parte, el responsable de la primera edición de "Una colina meridiana", Alfonso Alegre Heitzmann, explicó que la mayor parte de la poesía escrita por Juan Ramón Jiménez en el exilio, desde agosto de 1939 hasta su muerte en Puerto Rico en 1958, jamás llegó a publicarse.

En total, fueron cuatro los libros que no llegaron a editarse en vida del poeta: "En el otro costado", que vio la luz en 1974; "Dios deseado y deseante", en 1964; "De ríos que se van", también en 1974; y "Una colina meridiana", aunque una parte importante de los poemas que componen esta obra se publicaron en revistas literarias de la época.

Además, ninguno de estos libros, continuó Alegre, ha vuelto a reeditarse desde entonces, "a pesar de tratarse, sin lugar a dudas, de algunos de los grandes libros de la poesía española en el siglo XX".

Escrita en EE UU

De las cuatro obras, "Una colina meridiana" es la única que se escribió en EEUU, como queda reflejado en las fechas que acompañan al título (1942-1949), años en los que el poeta vivió junto a su esposaP en Washington y Riverdale.

De hecho, tanto el título de la obra como el de varias de las diez secciones que lo componen, se debe a la relación del artista con los sitios en los que vivió durante aquellos años y, en especial, con la naturaleza de los parajes por los que paseó con su mujer.

"La presencia de la naturaleza, árboles, flores y pájaros, en la segunda y tercera serie del libro, Invierno anunciador, y Primavera más primavera, son absolutos", comentó Alegre.

POESÍA