Cultura y Espectáculos

"El método Grönholm pondrá a prueba la inteligencia de los espectadores"

El teatro Guimerá recibe hoy una de las obras más exitosas de los últimos años; la historia de la feroz competencia entre cuatro aspirantes por un puesto de ejecutivo, que fue llevada también al cine y que se desatará entre Cristina Marcos, Jorge Roelas, Carlos Hipólito y Eleazar Ortiz a las 20:30 horas.
D.F., S/C de Tenerife
25/ene/07 2:59 AM
Edición impresa

D.F., S/C de Tenerife

"Gorda, tetuda"; "Moraca, no sabe ni dar la mano", o "Voz de pito, parece idiota", fueron las calificaciones machistas y xenófobas que aparecieron en unos documentos arrojados a una papelera barcelonesa, obra de un empleado de una conocida cadena de supermercados con poder suficiente para conceder puestos de trabajo. La crueldad no sólo motivó un agrio debate en los medios de comunicación, sino que también dio pie a uno de los libretos teatrales de mayor éxito de los últimos años, "El método Grönholm", que "pondrá a prueba la inteligencia del espectador", como ayer manifestaron sus protagonistas, desde hoy y hasta el sábado en el teatro Guimerá de la capital.

Las funciones, que comenzarán a las 20:30 horas en todos los casos, serán una buena oportunidad para presenciar "un cuento divertido y ácido, sobre cómo reaccionamos las personas en situaciones extremas y sobre la situación laboral en muchas ciudades españolas", dijo en rueda de prensa Eleazar Ortiz, protagonista de la obra junto a Carlos Hipólito, Cristina Marcos y Jorge Roelas. Hipólito recordó que la obra de Jordi Galcerán, que relata las pruebas a que se someten cuatro personas para ocupar un solo puesto de ejecutivo de multinacional, "está basada en pruebas reales, tomadas de libros de recursos humanos y documentos de empresa". De hecho, personas adscritas a este mundo "nos han dicho con sana ironía que lo que se ve en El método no es la realidad pero se le acerca bastante".

En opinión del actor, "el teatro, en todo caso, supone siempre una sublimación de la realidad, y en esta obra lo más real que verá el público es el comportamiento de los implicados. El público creerá las emociones de los personajes como reales, cercanas y reconocibles", vaticinó.

Ampliación de funciones

El éxito de la obra en Madrid, que llevó incluso a rodar una película protagonizada por un elenco de actores el doble de amplio, también se ha dejado sentir en Canarias, por cuanto se ha ampliado el número de funciones tanto en Tenerife como en Las Palmas. "No sólo los Grönholm nos sentimos como si fuéramos los Rolling -bromeó Hipólito- sino que es posible que cuando vengan los Rolling digan que se sienten como los Gronhölm".

Cristina Marcos, por su parte, opinó sobre la citada versión para la pantalla grande indicando que "se hizo una interpretación quizá demasiado libre de la obra, con menos estilo de comedia, más personajes y situaciones inventadas para llenar una hora y media". Más "como una máquina de relojería" es la versión teatral, aseguró la actriz, "ya que no sabes si lo que está pasando sucede de verdad o no". A ello contribuye la escenografía, ya que "sólo habrá un cambio de decorado durante la obra, y la música sólo sonará al principio y al final". "La mayoría del tiempo -insistió la conocida actriz- sólo habrá cuatro actores en el escenario, que contarán un cuento y describirán sus emociones, pasando a veces de la risa al silencio".

Por otro lado, Jorge Roelas manifestó que "El método Grönholm habla de un tema universal que conecta con personas de todas las edades sin usar un lenguaje pretencioso, sino al contrario". El actor, recordado por su papel de Marcial en la exitosa serie "Médico de Familia", aseguró que el tema que aborda este montaje "es muy duro aunque se trate en clave de comedia; es un texto divertido, sin ser banal, y, en definitiva, propone un humor que, parafraseando a Josep María Flotats, pretende que el público salga del teatro más inteligente de lo que entró".

Carlos Hipólito hizo un recorrido por la andadura de esta obra, estrenada en julio de 2004, y que llega a Tenerife después de más de 830 representaciones en territorio peninsular. Un hito, habida cuenta de que "en un principio, nuestra meta era llegar a Navidades".

Gira

De hecho, cuando el cuarteto actoral decidió salir de gira con la obra, ésta permaneció en el teatro Marquina de Madrid "con un reparto nuevo". "Queríamos ser nosotros los que mostráramos El método en el exterior y seguir disfrutando con él del mismo modo", explicó Hipólito, quien también cifró el éxito del montaje "en la dirección de Tamzin Townsend y en la fantástica química que une a todo el reparto".

A la hora de plantearse el libreto, Jordi Galcerán imaginó en su momento, a partir del citado suceso real, "a aquellas pobres chicas que habían intentado dar una buena imagen de sí mismas, una imagen empresarialmente correcta, e intentado hacer lo que creían que se esperaba de ellas, dispuestas incluso a soportar pequeñas humillaciones para conseguir un trabajo que entonces necesitaban a toda costa".