Cultura y Espectáculos
LUCÍA ETXEBARRÍA ESCRITORA / AUTORA DE "EL CONTENIDO DEL SILENCIO"

"Esta historia no se merecía terminar olvidada en un cajón"

JORGE DÁVILA, S/C de Tfe.
20/nov/11 1:04 AM
Edición impresa

En su última aventura literaria ha viajado a Canarias -a las islas de Tenerife y Fuerteventura- para dar forma a "El contenido del silencio" (Planeta), un proyecto que ella califica como su mejor obra: "Desde luego, es mi novela de madurez", señala la autora valenciana Lucía Etxebarría (1966) en relación a un libro que indaga en el universo de las sectas. "Cuando hablo de sectas no me refiero solo a Los Niños de Dios o la Cienciología. Movimientos católicos como los Legionarios de Cristo o el Opus Dei también son grupos sectarios", precisa una creadora que ganó el Premio Nadal con "Beatriz y los cuerpos celestes" y el Planeta con el título "Un milagro en equilibrio".

No es la primera vez que experimenta con un tema que tiene un gran componente psicológico; ¿se siente cómoda en ese modelo narrativo?

En realidad yo me planteaba hacer algo más parecido a lo que hacía Patricia Hisghsmith, que es una de mis autoras favoritas, es decir, hay un misterio, hay un crimen, pero la resolución no es lo más importante, en realidad. Lo importante es la trama psicológica; entender a los personajes y sus motivaciones. Incluso las más oscuras.

En el momento en el que una ficción se acerca tanto a la realidad hay que conocer bien la historia: ¿De qué forma organizó el entramado de esta novela?

He realizado una densa labor de documentación. Las sectas y los nazis tienen mucho que ver entre sí porque el nazismo como ideología deriva en un movimiento sectario. Y los métodos de propaganda del movimiento nazi y el lavado de cerebro colectivo que aplicaron son claramente sectarios (se puede decir lo mismo del maoísmo y el estalinismo). Las sectas utilizan con sus acólitos unos sistemas de lavado de cerebro y desprogramación de la voluntad, mientras que los sistemas totalitarios aplican a gran escala estos mismos esquemas y consignas.

¿Cómo pensó la trama sobre la que quería construir "El contenido del silencio?

Es una historia de misterio, la historia de un hombre que tiene que buscar a su hermana desaparecida. Es una historia de liberación, la historia de cómo a través de ese viaje ese hombre tiene que asumir que el peso de un secreto que lleva guardado años, en el silencio ( un secreto que comparte con su hermana) le ha incapacitado para amar y ser feliz. Es un viaje en lo exterior (un viaje por Tenerife y Fuerteventura) que sigue la pista de su hermana y en lo interior es un viaje hacia sí mismo y la verdad. Creo que la novela va a sorprender a los lectores porque aparentemente no se parece en nada a las anteriores. Es una novela mucho más trabajada y sinceramente creo que es mi mejor novela. He perdido la frescura y la inocencia del principio, pero he ganado en habilidad narrativa y en capacidad para construir personajes. Solo a partir de los cuarenta años puedes hablar de temas tan complejos como las relaciones de sumisión y dominación. Casi todo lo que cuenta la novela ha pasado en la realidad y para entender qué había movido a las víctimas a inmolarse por propia voluntad tuve que hacer mucho ejercicio de instrospección. Me puse en el lugar del otro. Se llama "El contenido del silencio" porque hay mucho más en lo que no se dice que en lo que se dice, pero creo que eso también pasa en la vida misma. La clave que define a cualquier individuo es su secreto más íntimo, aquello que no quiere revelar.

¿No es arriesgado, si se analiza la dimensión de su obra, calificar a "El contenido del silencio" como su mejor libro?

Me gustaría pensar que es mi mejor novela. Desde luego, es mi novela de madurez. Mi novela tiene una estructura de cajas chinas muy trabajada que está pensada para que la novela enganche al espectador en un historia que es una historia de misterio y una historia de liberación a través de un viaje interior. Yo me he tirado tres años trabajando no solo en la redacción, sino en la extensísima documentación porque la novela está basada en hechos reales.

¿Qué tiene de especial este libro en relación a los anteriores?

Personalmente siento una satisfacción enorme. Creo que ahora se inicia una etapa muy diferente en mi narrativa, un ciclo mucho más ambicioso. No es que quiera renegar de lo que he escrito con anteriodad, pero ya no soy joven. Soy una mujer madura y mi obra tenía que reflejar esta madurez; esta nueva estapa de mi vida. Puedo pecar de inmodesta, pero le auguro una vida muy larga a este libro. Toca temas profundos y mucha gente se va a ver reflejada incluso si jamás ha estado en una secta, porque los métodos de captación de una secta y los de que usa un perverso narcisista (una pareja que te capata solo para sacar provecho de ti ) son muy parecidos. El dolor y el sufrimiento son temas universales, la confusión y el deseo también. Además mis primeras novelas, "Beatriz y los cuerpos celestes y "Amor, curiosidad , prozac y dudas", se reeditan cada año, y en varios países. Espero que pase lo mismo con esta, ya que le he dedicado mucho tiempo, pasión y energía. Estoy convencida de que los lectores la van a entender.

¿Tuvo claro desde el principio el portencial de la historia?

Este libro nació de un encargo para un guión, pero luego el proyecto se cayó. Bueno, el productor que me hizo el encargo se fue con el dinero. El se quedó el dinero y yo el guión. Pero me encantaba la historia y decidí que esta historia no se merecía acabar olvidada en un cajón, así que la amplié e hice una novela.

¿Preparar este libro ha ampliado sus conocimientos sobre el funcionamiento de las sectas?

Lo que me ha llevado a escribir esta novela es buscar respuestas a la pregunta: ¿Qué es lo que lleva a una persona adulta a ingresar en un grupo sectario? Los lectores podrán encontrar la respuesta en el libro y entenderán que a cualquiera le puede captar una secta. Basta con que el contacto se establezca en un momento en el que el potencial captado se halle vulnerable psicológicamente, después de una pérdida grave o un cambio profundo en su vida. Cuando hablo de sectas no me refiero solo a Los Niños de Dios o la Cienciología. Movimientos católicos como los Legionarios de Cristo o el Opus Dei también son grupos sectarios. Y antes de que levante ampollas lo que digo, he de dejar claro que respeto enormemente el catolicismo y el mensaje original de Cristo, y me he criado en una familia profundamente católica.

¿Ha sido Canarias una buena fuente de inspiración para montar esta historia?

La novela está basada en varias historias reales. Entre ellas el suicidio ritual que se había planeado en la llamada "Secta de Heidi", en Tenerife ( Heidi F G) y en la historia del Grupo de Acción Analítica, en La Gomera (Otto M.), un grupo de personas que se retiró a una cala sin otro contacto con el resto del mundo que la salida por mar. Un grupo que vivía sujeto a las decisiones de un líder. Habla también de los nazis que se quedaron a vivir en España, especialmente en Canarias, tras la guerra. En fin, requería de una documentación exhaustiva incluso si en la novela he hecho ficción basada en hechos reales y no he pretendido ser cien por cien fiel a la realidad. Pero son temas que nunca se deben tratar a la ligera.

¿En qué consistió ese trabajo de campo?

He leido unos cien libros, consultado a seis historiadores, entrevisté a tres ex acólitos de sectas y a un sacerdote especializado en desprogramación, hice cinco viajes a Canarias...

¿Construir ese aislamiento, casi claustrofóbico, fue un "truco" literario para mantener viva la atención del lector?

Se trata de una novela negra en el sentido de que hay un misterio, un crimen, que se resuelve a través de pistas. Pero también es la historia de una redención a través del amor. En esta novela el protagonista, Gabriel, tiene que viajar por las Islas Canarias en busca de su hermana desaparecida, pero ese viaje es paralelo a un viaje interior. Tiene que viajar a lo más profundo de sí mismo para recordar por qué su hermana huyó de él, para admitir sus culpas y sus miedos, y para exorcizarlos. Por eso es una novela poética. No podía contar cosas así con un lenguaje que no fuera muy poético, polisémico, sugerente... El aislamiento claustrofóbico que hay en el interior de las islas, en las zonas no turísticas, contribuyó a agudizar el clima de misterio.

¿Después de dedicar casi quince años a la literatura en qué punto se encuentra su obra?

La vida no es una cuestión de ganar cosas. Los logros más importantes son internos. La obra de un escritor no se debe desligar nunca de la vida.

¿A su juicio cuáles son los "enemigos" de la literatura del siglo XXI?

Ahora mismo con la crisis y la piratería ninguno de los formatos es rentable, sobre todo si uno piensa en el trabajo que exigen. Mi asistenta cobra diez euros por cada hora de trabajo; yo calculo que gano mucho menos por cada hora que dedico a la escritura. Pero evidentemente no escribo por dinero, sino porque me da una enorme satisfacción

En un libro tan cinematográfico, en el que existe un potencial psicológico; ¿cuál fue su prioridad para moldear este "thriller"?

A mí me gusta decir que es un "thriller" romántico psicológico. Es un "thriller" en el sentido de que hay suspense, intriga, misterio y que una pista va llevando a otra con una trama muy trepidante, de muchas sorpresas. Pero hay una gran indagación psicológica en las razones últimas de los personajes, mucho monológo interior y también es muy poética porque habla precisamente del silencio, de la soledad, de la búsqueda interior, de que cada uno en realidad somos una isla...

LUCÍA ETXEBARRÍA ESCRITORA / AUTORA DE "EL CONTENIDO DEL SILENCIO"