Santa Cruz de Tenerife

Rosana se reencuentra con su público americano con "el corazón desabrochado"

Juan Carlos Gomi, Bogotá, EFE
28/feb/17 20:58 PM
eldia.es

Rosana durante una entrevista en Bogotá (Colombia). /Mauricio Dueñas Castañeda (EFE)

Sonriente, sincera y feliz, así se muestra la cantante canaria Rosana Arbelo en su gira de promoción por América de su último trabajo, "En la memoria en la piel" (Warner, 2016), un álbum que rompe cinco años de silencio y que ha escrito y compuesto "con el corazón desabrochado".

San Juan de Puerto Rico, Miami, Bogotá y Ciudad de México, son algunas de las ciudades que la cantautora lanzaroteña visita esos días con esta nueva grabación que, según confiesa en una entrevista con Efe, "está llena de magia".

"Lo que está pasando es curioso. La gente que se enamoró del primer álbum -'Lunas Rotas'(1996)-, dicen que 'En la memoria en la piel', les recuerda mucho. Musicalmente, no tiene nada que ver pero ves la respuesta y lo que está pasando y es muy bonito. Gente de todo tipo, desde niños a personas de edad, va a los conciertos y cantan las canciones", afirma la artista española.

La felicidad de la cantautora es doble. Por un lado, la buena acogida en los países que visita de "En la memoria en la piel"; por otro, encontrase en Latinoamérica donde, dice, mantiene un "flechazo" con el público.

"Desde el minuto cero, desde que sacamos 'Lunas Rotas' -hace ahora veinte años-, he tenido un acercamiento inmediato, una fusión con el público americano. No sé si porque soy canaria, no sé si son las canciones, los textos... pero siempre ha habido una ida y vuelta y me encanta que ocurra".

Esta relación se advierte ya en su hoja promocional. Después de su gira por España, Rosana actuará en prácticamente toda América Latina, incluida Cuba -"por primera vez"- y en 33 ciudades de Estados Unidos.

Para Rosana, la clave de este encuentro con el continente americano tiene mucho de respeto y emociones.

"Aquí hay un concepto de música muy asociado a tener mucha información, no solo a bailarla, cantarla y divertirse. Hay un conocimiento propio de la música y eso se nota", destaca.

El nuevo álbum cuenta con once canciones que pasaron por un "difícil examen" antes de ser publicadas.

"Me puse a trabajar y compuse 50 temas desde julio a finales de diciembre. Entonces, hice varios grupos de familiares y amigos para que, en días distintos, fueron pasando por casa y eliminando canciones. El primer día solo se descartaron tres", comenta entre risas.

Esta fórmula de selección no fue la única novedad del álbum. La artista canaria buscaba un sonido "orgánico", muy concreto, con una reverberación natural y, después de valorar varios estudios de grabación, lo encontró en su apartamento.

Según recuerda, quitaron los muebles y, durante cinco meses, la casa se lleno de baterías, micrófonos, amplificadores y mesas de sonido...

"Los tres perros que tengo me miraban y parecían que decían '¿cuándo va a terminar? ¿cuándo vas a dejar esto?'", añade con una sonora carcajada.

"En la memoria en la piel" llega a América señalado como uno de los diez discos latinos del año 2016 por la revista Billboard y con el entusiasmo de una Rosana pletórica por sus 20 años de carrera.