Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
Un hombre apuñala mortalmente a su expareja en una tienda de Palma leer

El Arenal Sound arranca respaldado por la fidelidad de miles de jóvenes

Burriana (Castellón), EFE
3/ago/18 8:31 AM
eldia.es
Kidd Keo./Domenech Castello (EFE)

El Arenal Sound ha arrancado hoy con un recinto lleno desde primera hora por miles de jóvenes y con artistas como el cantante alicantino de trap Kidd Keo, que ha provocado que la seguridad haya tenido que abrir las puertas de emergencia en la zona de la playa por acumulación masiva de público.

Horas antes la organización hacía balance de la presente edición, en la que se han reunido 300.000 personas en los seis días del festival, y que ha batido el récord vendiendo todas las entradas ocho meses antes de su celebración.

"El Arenal Sound es el único festival capaz de hacer dos fines de semana seguidos con 'sold out'", ha dicho David Sánchez, el director del festival, debido a la gran demanda de entradas en los últimos años.

Un hecho que demuestra la fidelidad de un público que acude a Burriana y luego repite, y lo hace, en muchas ocasiones, según han asegurado muchos "sounders", sin conocer aún el cartel.

Con el espaldarazo total del público, el Arenal Sound ha arrancado hoy su programación en el recinto de conciertos después de dos días de fiesta en la piscina con pinchadiscos que han amenizado el baño a los jóvenes asistentes -con edades de entre 18 y 25 años-.

El cantante de trap Kidd Keo -programado a las 22.00 horas en el escenario de la playa- ha sido el protagonista del momento más controvertido de la noche.

Y es que no solo ha provocado una llegada masiva de público hasta la zona de la playa del recinto, a la que se accede por un estrecho pasillo, sino que el contenido de sus letras choca con el esfuerzo realizado por la Generalitat en colaboración con Cruz Roja para establecer puntos violetas contra las agresiones sexuales en los festivales de la Comunitat Valenciana.

Uno de estos puntos está instalado en el recinto del Arenal Sound erigido como lugar seguro para las mujeres que se vean amenazadas por el acoso o las agresiones machistas, al tiempo Kidd Keo gritaba a las asistentes que "yo solo quiero ver sujetadores" antes de entonar la letra de "Igot" que dice "todas esas putas, fuera el sostén".

Kidd Keo se ha visto envuelto en varias polémicas después de que grupos políticos y feministas denunciaran el contenido misógino y machista de sus letras, lo que llevó al festival Viña Rock de Villarobledo a cancelar su actuación y a hacer lo mismo a ayuntamientos como el de Arteixo (A Coruña) o Alcalá de Henares (Madrid).

Mientras reafirmaba su ego pidiendo que corearan "Keo presidente" o asegurando que esto no era el Arenal Sound, sino el "Keoland Sound", los efectivos de seguridad privada han tenido que abrir todas las puertas de emergencia que dan a la zona de la playa por la gran acumulación de público que llenaba por miles esa parte del recinto -que ya ha tenido problemas en ediciones anteriores con las actuaciones de La Pegatina o Dulceida- para evitar agolmeraciones.

Poco después Guille Milkyway con La Casa Azul cambiaba el tono y el discurso y hacía bailar a miles de jóvenes y cantar a la libertad sexual y al amor con un pop bailable y electrónico.

Una música que ha servido de calentamiento para los cientos de fans que ya se encontraban en el escenario principal esperando a que empezara el concierto de la banda británica The Vamps, muy populares entre el público más joven.

El escenario principal también ha acogido otras actuaciones como la de la Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.), que ha cautivado a varios miles de personas con su mezcla de folk, rock'n'roll y música country, y antes que ellos la cantautora Rozalén, que ha visto también especialmente lleno el recinto para ser la primera en actuar a las 20.00 horas.

La programación musical continúa hasta las 07.00 horas y tendrá uno de los puntos álgidos con la actuación de los DJ número dos del mundo, según el ránking de la revista Dj Mag, los belgas Dimitri Vegas & Like Mike, y también con su compatriota Lost Frecuencies.