Cultura y Espectáculos
HISTORIA

El corsario Amaro Pargo y su esclavo, una unión funeraria sin paralelo

Santa Cruz de Tenerife, EFE
27/dic/18 9:55 AM
eldia.es

Santa Cruz de Tenerife, EFE En la cripta de la iglesia tinerfeña de Santo Domingo de Guzmán yacen los restos del corsario Amaro Pargo junto a los de su esclavo africano Cristóbal Linche, en una unión funeraria de la que no se ha encontrado paralelo histórico, afirma el investigador José Manuel Vallejo.

Excavación en el sepulcro de Amaro Pargo./El Día

El historiador, que es máster en Arqueología y Patrimonio por la Universidad Autónoma de Madrid, ha indagado en esta cuestión en el artículo "Yo soy Cristóbal Linche: una aproximación arqueológica al fenómeno de la esclavitud en el Mundo Moderno. Estudio del individuo número 2 de la cripta de la iglesia de Santo Domingo de Guzmán, La Laguna (Tenerife)".

En el trabajo, publicado por la Fundación Española de Historia Moderna, se exponen los resultados del análisis bioarqueológico de los restos asignados a la figura de Cristóbal Linche, esclavo de Amaro Pargo, corsario y comerciante lagunero que vivió entre 1678 y 1747.

Este estudio forma parte del proyecto que sobre Amaro Pargo ha desarrollado el Laboratorio de Arqueología Forense de la Universidad Autónoma de Madrid (LAFUAM).

El proyecto surgió en noviembre de 2013 con el objetivo de promocionar la última entrega del videojuego de la empresa francesa Ubisoft Entertaiment "Assasin's Creed IV: Black Flag", ambientando en el Caribe de la "Edad de Oro" de los piratas.

Esta empresa de videojuegos contactó con Arqueomedia SL, empresa dedicada a la gestión y a la difusión del patrimonio para el diseño de la campaña en España y Latinoamérica.

Tras optar por la figura del corsario Amaro Pargo, un equipo de Arqueomedia y del Laboratorio de Arqueología Forense se desplazó a La Laguna para proceder a la exhumación de los restos, además de realizar un análisis documental con consulta en diversos archivos y entrevistas a los descendientes.

De este modo se averiguó que, junto al corsario Amaro Rodríguez Felipe y Tejera Machado se encuentran enterrados sus padres, Juan Rodríguez Felipe y Beatriz Tejera Machado, y su esclavo, Cristóbal Linche, muerto poco tiempo después que su amo.

Los restos, que aparecieron mezclados y en muy mal estado fueron trasladados al LAFUAM para su limpieza, individualización y análisis.

Para el estudio bioarqueológico se aplicó una metodología basada en observaciones morfológicas y la aplicación de técnicas morfométricas.

Al respecto, el investigador precisa que el mal estado de los huesos (en especial del cráneo y de la cintura pélvica) complicó la caracterización de los restos.

No obstante, se dilucidó que el "individuo número 2" era un varón afrodescendiente de mediana edad, de aproximadamente 172 centímetros de altura y que presentaba lesiones resultado de estrés mecánico en la columna vertebral y en los brazos, similares a aparecidas en poblaciones esclavas del Caribe y Norteamérica.

De esta manera, prosigue José Manuel Vallejo, se comprobó que se trataba de los restos de un esclavo enterrado en la cripta familiar de una ilustre familia hidalga de La Laguna.

Y en este punto "hay que formular preguntas como las de si se trata de un caso extraordinario o ante la prueba de una práctica habitual de inhumación, qué evidencia este enterramiento y qué papel tiene este hallazgo en el panorama arqueológico canario de este momento".

Para contestar a estas preguntas "debemos de contextualizar este hallazgo no sólo dentro de una época y una mentalidad determinada, sino también mirar este enterramiento como una de las múltiples huellas materiales que dejó un proceso histórico de gran complejidad y enorme impacto: la diáspora africana, unida indisolublemente al fenómeno de la esclavitud en el mundo atlántico", explica.

Así, los restos encontrados en la cripta de la iglesia de Santo Domingo de Guzmán vendrían a completar el panorama arqueológico canario sobre este fenómeno.

Como conclusión, José Manuel Vallejo interpreta el enterramiento de Cristóbal Linche como un remanente de una concepción medieval de la esclavitud, sin pasar por alto otros factores como el de la especial consideración del esclavo por parte de su amo.

HISTORIA