Cultura y Espectáculos
FRAN CASANOVA CINEASTA

"Llevar el cine canario al otro lado del charco ha sido una experiencia increíble"

Benjamín Reyes, Santa Cruz de Tfe.
7/abr/19 6:37 AM
Edición impresa
"Llevar el cine canario al otro lado del charco ha sido una experiencia increíble"

Benjamín Reyes, Santa Cruz de Tfe.

El cineasta canario Fran Casanova (S/C de Tenerife, 1977) acaba de regresar del 26 Festival San Diego Latino Film Festival en Estados Unidos, donde se ha exhibido, en sección oficial, su cortometraje Hay algo en la oscuridad, gracias al programa Canarias Crea de Canarias Cultura en Red, que ya ha conseguido 137 selecciones y 25 premios en los más diversos rincones del mundo, entre los que se contabiliza el reciente galardón a la Mejor Actriz a Paola Bontempi en el Queens World Film Festival de Nueva York, así como el premio al mejor cortometraje en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Torremolinos.

¿Cuál es la trama de Hay algo en la oscuridad?

Hay algo en la oscuridad cuenta la historia de una niña de 6 años que intenta superar su miedo a la oscuridad. Es una historia de terror clásico que se basa en el miedo a la oscuridad que todos hemos tenido cuando éramos niños. Escribí la historia pensando en mi sobrino, pero al final fue una niña, Luna Fulgencio, la que se hizo con el papel.

¿Cómo fue la experiencia de ver su filme en un cine de Estados Unidos?

El cortometraje, de 14 minutos, se exhibió durante dos días en los cines AMC Theatre Fashion Valley. Poder compartir mi trabajo en tierras americanas y llevar el cine canario al otro lado del charco ha sido una experiencia increíble. Me gustaría agradecer al Gobierno de Canarias, a la Fundación CajaCanarias y a la Obra Social La Caixa por esta iniciativa tan maravillosa.

Este trabajo le ha reportado muchas satisfacciones.

Sí, es verdad. Hay algo en la oscuridad fue candidata en la 33 edición de los Goya, asimismo participó en los premios Forqué y ha obtenido más de 130 selecciones oficiales y 25 premios hasta la fecha, en festivales calificadores de los Oscar, los galardones Melies D'Argent, los Bafta y los Goya. El cortometraje está protagonizado por la joven actriz Luna Fulgencio, a la que hemos podido ver en las series Ella es tu padre (Telecinco), Durante la tormenta (Atresmedia Cine) y El embarcadero (Atresmedia Televisión). Completa el elenco de actores Mariam Torres, el actor canario Jonai Rodríguez y Celine Peña.

Ahora le toca el turno a su nueva obra: Mask of Sanity.

Mask of Sanity (Máscara de cordura, 2018) producido por Mare Films y con la ayuda del ICAA, está distribuido por Selected Films y protagonizado por la actriz tinerfeña Paola Bontempi, y acaba de arrancar su distribución en festivales de cine de todo el mundo. Ya consta de 19 selecciones oficiales, entre ellas el importante festival, en Estados Unidos, 43rd Cleveland International Film Festival, festival calificador de los Oscar para el próximo año. El cortometraje recibió el premio del público en el Festival de Cine Fantástico Isla Calavera 2018. Su más reciente selección ha sido para la 23 edición del Festival La Fila de Cortometrajes, y la protagonista acaba de obtener el premio a la Mejor Actriz en el Queens World Film Festival, que se celebra en Nueva York.

¿Por qué cree que estas dos piezas han sido las que más distribución han tenido a lo largo de su carrera?

Estos dos cortometrajes son, sin duda, los que más repercusión han tenido a escala internacional. Hay algo en la oscuridad lo produje y lo distribuí personalmente, y Mask of Sanity está en manos de una de las mejores distribuidoras que hay en España, Selected Films. Mis anteriores trabajos no disfrutaron del mismo nivel de dedicación. Lo mejor es poder controlar tu obra al cien por cien. También creo que ha influido que sean cine de terror.

¿A qué obedece esa fascinación por el cine de terror?

Me considero bastante fan del cine de terror. Ya en Campo de batalla mezclé el cine de terror con el cine bélico. Ahora me siento bastante cómodo con este género. Hay algo en la oscuridad es un terror más de sustos, mientras que Mask of Sanity es un thriller psicológico. Son dos cortometrajes de terror distintos.

¿Cómo fue la experiencia de trabajar como auxiliar de dirección en las superproducciones hollywoodienses Aliados y Jason Bourne?

Fue una experiencia muy enriquecedora. El cine es cine, lo que cambia es la magnitud. La metodología de trabajo es muy diferente. Mi cometido era el de dirigir a los figurantes. Disfruté más en el rodaje de Aliados porque la figuración era más variada y porque pude conocer en persona a Robert Zemeckis. Me sorprendió lo grande que es.

Ha rodado cortometrajes, videoclips, una serie?

Para dedicarse al mundo audiovisual hay que diversificarse. Al ser una profesión tan fluctuante te obliga a tener diferentes trabajos. Tan pronto ruedas una serie, como un videoclip como te dedicas al campo de la docencia. Ahora mismo estoy impartiendo un curso de cine para docentes de secundaria en la ECAM de Madrid.

¿Para cuándo el salto al largometraje?

Tengo el proyecto de rodar un largometraje de terror. El guion ya lo tengo escrito, pero ahora lo que falta es la financiación, que es lo más difícil de conseguir en el mundo del cine.

 

FRAN CASANOVA CINEASTA