Deportes
FÚTBOL REAL MADRID

El resultado que obligó a Ancelotti a cambiar

Lucía Santiago, Madrid, EFE
13/mar/15 12:31 PM
eldia.es
AMPLIARFOTO 335,590
El técnico del Real Madrid, Carlo Ancelotti./Ballesteros (EFE)

Lucía Santiago, Madrid, EFE La derrota, por 3-4, ante el Barcelona del Tata Martino en el pasado campeonato liguero invitó a Carlo Ancelotti a corregir su 4-3-3 para reforzar el centro del campo antes de afrontar las semifinales de la Liga de Campeones ante el Bayern de Múnich y la final de la Copa del Rey ante el cuadro culé.

Un revés a la postre curativo ya que, con solo dos puntas y cuatro centrocampistas, el Real Madrid firmó una brillante eliminatoria ante el cuadro dirigido por Pep Guardiola antes de citarse con el Atlético de Madrid en la final de Lisboa, donde el capitán Iker Casillas levantó al cielo la deseada décima Copa de Europa de la entidad.

Este éxito llegó pocas semanas después de conquistar sin el lesionado Cristiano Ronaldo la Copa del Rey, el torneo donde Gerardo Martino sufrió su única derrota ante el conjunto blanco, al que el Barcelona había superado en los dos duelos ligueros previos.

Las dos líneas de cuatro dispuestas por Ancelotti para afrontar la final cobijaron al guardameta blanco, solo superado en Mestalla por Marc Bartra tras un saque de esquina.

Fueron el tanto de Andrés Iniesta y el triplete de Leo Messi en el estadio Santiago Bernabéu, además de diferentes lesiones, los que precipitaron la renuncia en la fase defensiva de un delantero.

Gareth Bale se incrustó junto a los centrocampistas y Carlo Ancelotti despidió su primer año en Madrid con un suculento botín: Copa del Rey y Liga de Campeones.

Un nuevo revés, tanto o más doloroso que aquel y por idéntico resultado (3-4), sufrieron los pupilos del preparador italiano esta semana ante el Schalke 04 en un choque que volvió a poner en evidencia el mal momento de juego del Real Madrid, cercano a la eliminación en su torneo fetiche.

Tras una racha de 22 victorias consecutivas y la conquista del Mundial de Clubes, el Real Madrid se diluyó. Valencia, Atlético de Madrid, Villarreal, Athletic Club y Schalke 04 pusieron en evidencia las carencias de un equipo lastrado por las ausencias del croata Luka Modric y del colombiano James Rodríguez en la medular.

Asfixiado Toni Kroos, Ancelotti citó como acompañantes del germano a solo dos jugadores, a elegir entre su compatriota Sami Khedira, el brasileño Lucas Silva y los españoles Isco Alarcón y Asier Illarramendi, con la innegociable presencia de los delanteros Karim Benzema, Gareth Bale y Cristiano Ronaldo.

A nueve días del clásico y con el Barcelona como líder de la Liga, con un punto de ventaja, el 4-4-2 aparece como posible solución al errático rumbo que el Real Madrid tomó hace dos meses.

Aunque el presidente del club, Florentino Pérez, ratificó este jueves la continuidad de Ancelotti hasta final de temporada, "pase lo que pase", el italiano desea reencontrar la fórmula del éxito para pelear por la Liga y la Liga de Campeones.

La pasada campaña la versión más solidaria del ahora discutido Gareth Bale, reconvertido en el tramo final en cuarto centrocampista, premió la apuesta del técnico. Con un papel protagonista, el galés se reivindicó además como goleador en la conquista de la Décima y de la Copa del Rey.

FÚTBOL REAL MADRID