Deportes
FÚTBOL RAYO

La salvación del Rayo abre un proceso de reflexión con un futuro incierto

David Ramiro, Madrid, EFE
4/abr/15 10:56 AM
eldia.es
El defensa de la Sociedad Deportiva Eibar Raúl Navas (i) lucha un balón con Adrián Embarba, del Rayo Vallecano, durante el partido de la vigésima novena jornada de Liga en Primera División./Juan Herrero (EFE)

David Ramiro, Madrid, EFE La victoria ante el Eibar, y los 38 puntos que suma el equipo a falta de nueve jornadas, sirven para que el Rayo Vallecano dé por certificada la permanencia y se abra un proceso de reflexión sobre cuestiones tan vitales como la continuidad de técnico y el director deportivo.

Las dos principales piezas en el esquema futbolístico de un club, la del entrenador y el director deportivo, son a día de hoy una incógnita en el Rayo Vallecano, que disfrutará por quinto año consecutivo del sabor de Primera División.

Tanto Paco Jémez (entrenador) como Felipe Miñambres (director deportivo) han mostrado públicamente y en numerosas ocasiones su predisposición a continuar en el equipo madrileño, pero ninguno de los dos tiene asegurado su futuro hasta que el presidente, Raúl Martín Presa, mueva ficha y tome una decisión en firme sobre si continuar o no con el proyecto iniciado en 2012.

Ese proyecto deportivo liderado desde el banquillo por Jémez y desde los despachos por Miñambres ha sido el más exitoso para el club madrileño en sus noventa años de existencia, a la par con la mítica temporada 2000/2001, en la que el Rayo disputó la Copa de la Uefa.

Con Paco Jémez al frente, el Rayo logró en la campaña 2012/2013 un histórico octavo puesto, el mejor en Primera, y a lo largo de las otras dos siguientes temporadas ha dejado un sello personal con la práctica de un fútbol vistoso, alegre, ofensivo y atrevido que ha recibido la crítica unánime de aficionados y entendidos.

Además, el técnico canario ha sabido sacar la mejor versión de futbolistas como Piti, Joaquín Larrivey, Alberto Bueno o Leo Baptistao, que en Vallecas se han destapado como jugadores determinantes con unos registros goleadores que nunca antes habían tenido en sus respectivas carreras deportivas.

Tras la victoria ante el Eibar, el objetivo del Rayo ahora es intentar repetir ese histórico octavo puesto y superar los cincuenta puntos en la clasificación.

"Hace mucho tiempo les dije a los jugadores que si hacíamos más de cincuenta puntos me cortaba algo y espero no tener que cumplir mi promesa. Les dije que teníamos que hacerlo y estamos en posibilidad de hacerlo", dijo Jémez, en la penúltima rueda de prensa.

Por delante quedan cinco partidos en Vallecas (Real Madrid, Almería, Valencia, Getafe y Real Sociedad) y cuatro a domicilio (Celta de Vigo, Sevilla, Espanyol y Córdoba) para lograr ese nuevo objetivo.

Entre medias, se debe tomar la decisión más importante para el futuro. Las causas que están frenando la renovación de Paco Jémez y "los esfuerzos que se deben hacer son fundamentalmente económicos", según ha dicho el técnico, que también en próximas reuniones tiene que juzgar dónde está su límite salarial y si ese límite es acorde al presupuesto del Rayo, que está viviendo un renacer tras salir del proceso concursal en el que entró en 2011.

Casi más importante que la continuidad de Jémez es la de Felipe Miñambres, puesto que su buen trabajo en el Rayo le ha valido el reconocimiento de la profesión y el interés de otros clubes por contratarlo.

Miñambres, desde su llegada al club, ha sabido peinar el mercado internacional en busca de jugadores a coste cero, con futuro y con una buena dosis de ambición para reivindicarse y convencerlos de su proyecto a sabiendas que otros equipos podrían superar los salarios del Rayo. Así, futbolistas como Michu, Diego Costa, Razvan Rat, 'Chori' Domínguez, Gael Kakuta, Roberto Trashorras, Raúl Tamudo o Saúl Ñiguez han pasado por Vallecas para revalorizarse y aportar su granito a la historia del club.

Para la temporada que viene, aunque se volverá a ver un montón de caras nuevas en la plantilla, no serán tantas como en años anteriores, puesto que la planificación de Miñambres, pese a no saber su futuro, ha ido más allá de esta campaña gracias a la mejora económica del club.

FÚTBOL RAYO