Santa Cruz de Tenerife

El "infierno" prueba al Real Madrid

Un estadio de San Paolo absolutamente repleto que empujará al Nápoles hacia la remontada aguarda al campeón de Europa Cristiano Ronaldo y Bale regresan al tridente junto a Benzema.
Efe, Nápoles (Italia)
7/mar/17 5:59 AM
Edición impresa

Los jugadores del Real Madrid en San Paolo antes de comenzar el entrenamiento./EFE

Un ambiente infernal con el que la afición del Nápoles quiere empujar a su equipo a la remontada tras el 3-1 de la ida, medirá la fiabilidad de un Real Madrid capaz de lo mejor y lo peor en 2017, que recupera a su líder Cristiano Ronaldo. "Les espera un San Paolo calentito", advirtió Pepe Reina nada más salir derrotado del Santiago Bernabéu. El estadio napolitano y un rival de fútbol vertical de calidad, es el examen al que se someten los blancos a los que les llega la hora de la verdad intentando huir de una irregularidad que marca su presente.

La ausencia de Gareth Bale y Cristiano Ronaldo en Ipurúa, invitó al esfuerzo colectivo y una actitud de jugadores de la segunda línea que incluso provocan un debate sobre el cartel de indiscutible que tiene colgado la BBC. Lo seguirá siendo para Zinedine Zidane, que no tiene ninguna duda de alinear a Bale, Benzema y Cristiano en un día señalado en rojo en el calendario al que llega con muchos de sus titulares descansados.

Para ello es clave marcar y el Madrid es garantía de ello. Lo ha hecho en sus 46 últimos partidos en una racha de récord que se inició el 30 de abril de 2016. El once será el de gala, con tan solo Pepe ocupando el puesto que ya era fijo del lesionado Varane. El Nápoles solo perdió uno de los últimos veinte encuentros europeos en casa, pero también es cierto que solo remontó en tres de las once ocasiones que lo necesitó. El técnico Maurizio Sarri solo tiene la baja de Tonelli y todo apunta a que alineará al mismo once que en la ida.

Zidane: "El ambiente va a ser muy bonito"

Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, advirtió de la dificultad que tiene San Paolo, donde recordó que "nunca es fácil ganar" desde su etapa de jugador, y destacó que "un estadio caliente" también deber ser motivador para que su equipo sentencie los octavos de final de Liga de Campeones ante el Nápoles. "El ambiente va a ser muy bonito para el Nápoles, pero la motivación para nosotros va a ser tremenda. Es un estadio caliente. Lo viví como jugador y nunca fue fácil en San Paolo. Me gustan los ambientes donde la gente aprieta", añadió. Además, dio una de las claves del encuentro: "Para ellos el inicio seguramente será con mucha intensidad. Lo sabemos, ellos tienen que marcar para esperar algo", concretó.

El Arsenal, ante su muro

El Arsenal buscará hoy, frente a un Bayern Múnich que llega a Londres en su mejor momento de la temporada, una remontada que se antoja imposible para evitar así su séptima eliminación consecutiva en octavos de final de la Liga de Campeones. Santi Cazorla, Elneny y Ozil serán baja en los "gunners". Llega demasiado justo Aaron Ramsey. En el Bayern la única ausencia confirmada es Lahm, sancionado, cuyo lugar será ocupado por Rafinha.