Santa Cruz de Tenerife

El Iberostar, a la "Final Four" al ganar al Asvel

En un partido muy duro e intenso, el equipo de Txus Vidorreta jugó con más ambición y supo romper el choque en el momento decisivo Dos triples de Grigonis, uno de Kirksay y dos buenas acciones de Fran Vázquez fueron claves al final.
Javier Sotomayor, S/C de Tenerife
30/mar/17 6:05 AM
Edición impresa

El Iberostar Tenerife lo consiguió. Le costó, pero al final sumó esa victoria (61-51) frente al Asvel Villeurbanne que lo lleva directamente a la Final a Cuatro que se disputará ¿en Tenerife? El lunes, según dijo el máximo responsable de la FIBA, Patrick Comninos, se tomará una decisión, pero la Isla está entre las candidatas a la organización.

El de ayer fue un partido duro, similar al que se jugó en Lyon y en el que terminó con empate a 62 puntos. Y también, como se había dicho en la previa, se decidiría en los últimos cinco minutos, y así ocurrió.

Pero el camino para llegar hacia la victoria fue duro y tenso y se llevó el triunfo el que más ambición puso, y ese fue el Iberostar.

Las defensas estaban pensadas en frenar el juego exterior del rival y mientras que el Asvel pudo conseguirlo, frenando toda amenaza local, los galos sí tuvieron más fortuna de la mano de Hodge. Viendo este problema, la solución estaba en buscar a Bogris y el griego respondió con acierto. Cuando entró Fran Vázquez, también estuvo a la altura.

Lo cierto es que el Iberostar Tenerife había encontrado el camino para anotar después de los problemas iniciales.

En el inicio del segundo cuarto, el equipo aurinegro dio un pequeño aviso (17-10) llegando incluso a ponerse con un 21-12 (min.15).

Un tiempo muerto visitante cambió la dinámica del choque y el Asvel Villeurbanne logró hacer un parcial de 0-7 e igualar de nuevo el partido (21-22) tras triple de Lang.

Se llegó al descanso con un 30-24 y aún con mucho en juego y mucho que sudar todavía.

En el tercer cuarto hubo de todo, desde los mejores aciertos locales hasta los peores minutos. Situaciones diversas que concluyeron con el equipo francés de nuevo metido en el partido.

Empezó con un Iberostar Tenerife entregado, trabajando duro en defensa y buscando en ataque las mejores opciones. De ese 30-24 con el que se llegó al descanso se pasó al 38-26, una ventaja que empezaba a ser importante.

Los franceses lo estaban pasando mal ante un equipo tinerfeño que empezó a jugar muy vertical, buscando penetraciones y acciones con los interiores.

Con el 41-28 (min.27) se llegó a la máxima diferencia local en todo el partido, pero los tres últimos minutos fueron una pesadilla para los locales. Los cambios efectuados por Vidorreta en ese momento no funcionaron y el Asvel empezó a apretar. Liderados por Hodge y con Lang y Dragovic como apoyos, el equipo francés empezó a rebajar diferencia y tras un parcial de 0-10 se metió de nuevo en el partido (41-38).

Aunque el tiempo se les agotó, en el inicio del cuarto siguieron creciendo hasta ponerse 41-40 (min.31). Y llegó al rescate Marius Grigonis. El escolta lituano tiró de los suyos. Un triple suyo rompió la sequía anotadora local. (44-40), pero volvió a insistir y puso el 47-40.

Fue aire fresco para un grupo que estaba atascado en ataque y que no encontraba el camino del aro. Esas canastas y con seis minutos por jugarse hizo crecer las ganas al equipo de Txus Vidorreta. Se doblegó en defensa, provocaron errores en los visitantes y Kirksay y Fran Vázquez, el primero con un triple y el segundo con una canasta y un rebote defensivo, remataron el partido (52-44, min.37).

La presión de los visitantes no fue suficiente ante un Iberostar Tenerife que ya no dejó escapar la diferencia acumulada. Jugó con cabeza y tranquilidad para llevarse finalmente un gran premio. El primero de una temporada que debe terminar siendo gloriosa.