Deportes

Villar, incansable ante las lesiones

El futbolista onubense reapareció en la competición el pasado domingo por quinta vez tras superar problemas físicos. No completa un partido desde marzo de 2017. "Esta situación me ha cogido por sorpresa, pero saldré adelante", afirma.
J.R.
31/ene/18 6:19 AM
Edición impresa

J uan Villar reapareció el pasado domingo, en el partido con el Real Valladolid, por quinta vez después de una lesión. Tres roturas musculares, unas molestias en el tobillo y una contractura han condicionado la trayectoria del futbolista onubense en su primera temporada en el Tenerife. Tanto, que todavía no ha podido completar un encuentro de los veintiocho que se han disputado, incluyendo los cuatro de la Copa. De momento ha participado seis veces como titular, sin poder enlazar tres presencias en el "once" y siendo sustituido en cuatro ocasiones por problemas físicos. Además, no ha pasado de cinco actuaciones consecutivas: entre las jornadas duodécima (Osasuna) y decimosexta (Rayo).

Después de un tramo "complicado" del curso, Villar vuelve a la competición dispuesto a recuperar el terreno perdido. "Está siendo una temporada complicada para mí, pero mi mentalidad es positiva y sé que los resultados van a llegar; trabajaré para que así sea", comentó ayer el atacante andaluz, que no interviene de principio a fin en un partido oficial desde el 25 de marzo de 2017, en un Valladolid-Nástic de la Liga pasada.

Aunque su historial médico en el Tenerife deje otra lectura, Juan no estaba habituado a tener que parar tantas veces por las lesiones. "Esta situación me ha cogido por sorpresa", aclaró Villar, que conoció la enfermería del club blanquiazul el 10 de agosto, después de sufrir una microrrotura muscular en un ensayo de pretemporada con Las Palmas. Luego, el 27 de ese mes tuvo una recaída en la visita al Barcelona B; el 14 de octubre no pudo finalizar el partido con el Numancia por un golpe en un tobillo izquierdo; el 24 de noviembre fue relevado en el minuto 20 del Tenerife-Rayo Vallecano a causa de una rotura fibrilar; y el 13 de enero apenas superó la media hora del choque en La Romareda por unas molestias en los adductores. "Cuando no estás acostumbrado a estas cosas, empiezas a darle vueltas a la cabeza para intentar saber qué está pasando, pero soy consciente de que la temporada ha venido así y que debo salir adelante lo antes posible y no volver recaer", añadió Juan.

En ese repaso mental, el delantero no ha llegado a una conclusión concreta que relacione todos sus percances. "No sé por qué ha podido ser. Son cosas que suceden. En el fútbol se lesionan casi todos los jugadores y a mí me ha tocado esta temporada. Pero he hecho las cosas igual que siempre y no puedo cambiar nada, porque nunca me había lesionado", reveló.

Sus sensaciones tras enfrentarse a su exequipo el domingo, durante unos 18 minutos, son positivas. De hecho, considera que no sería descabellado que jugara como titular en Los Cármenes. "Cuando vayamos a Granada habré completado dos semanas entrenando bien", apuntó convencido de que ahora solo le falta "coger la dinámica del equipo" y sentirse "a gusto" en el campo. "El cien por cien te lo da esa continuidad que todavía no he podido tener". Cuestión de tiempo.