Deportes

Una cañonera hecha a la retaguardia

Patricia Gavira, central del Granadilla Tenerife Egatesa, jugó hasta el curso 2009/2010 como atacante de voleibol. Mañana (12:00) se enfrentará en La Palmera al Sevilla FC, equipo en el que se inició.
D. Hernández
4/may/18 6:15 AM
Edición impresa
Una cañonera hecha a la retaguardia

D. Hernández

E l deporte corre por su sangre y define su currículum. Patricia Gavira Collado (Cádiz, 26/04/1989) crece a pasos agigantados en la élite del fútbol femenino después de su incursión tardía en el mismo. Su segunda campaña en la disciplina del Granadilla Tenerife Egatesa no pasa inadvertida para el resto de clubes de la Liga Iberdrola; la directiva sureña ya la ha atado para el curso venidero. Diplomada en Educación Física y licenciada en Actividades Físicas y Deportes, compagina el fútbol y la profesión de recepcionista en un centro deportivo.

Desde temprana edad, su padre ya le inculcaba -al igual que a su hermano, Adrián Gavira, reconocido jugador del voley playa- la importancia del deporte en la vida cotidiana. Eso le llevó a practicar el deporte por antonomasia de su comunidad autónoma, la petanca. En las bolas llegó a disputar campeonatos nacionales. Entre los múltiples deportes que hacía, también copaba su tiempo el voleibol, donde llegó a jugar "de cuatro" (atacante) en el conjunto universitario de Málaga.

"En el curso 2010/11 me marché a Sevilla para continuar con los estudios. Yo quería probar suerte con algún equipo de fútbol, mi padre me incentivó a ello y fui a uno de los entrenamientos del Sevilla FC para realizar una prueba. Me cogieron en el equipo provincial (Sevilla C) y, a raíz de sendas lesiones en el primer equipo, di el salto", atestigua Patricia Gavira acerca de sus comienzos en el fútbol.

Su debut en la Primera División Femenina, entonces denominada como Superliga Femenina, se produjo en la misma campaña en la que se calzó los tacos en un equipo federado. "Nunca imaginé llegar tan lejos en el fútbol, y menos después de que mi inicio en él fuera tan tardío", reconoce la central. Bajo esa misma premisa añade que hubiera preferido "llegar antes" al mundo del balompié femenino, en el cual ahora ha alcanzado una "profesionalización" que "nunca" imaginó, asevera.

Tras una estancia de tres temporadas en el club hispalense, el Sporting Huelva le ofreció el firmar por su entidad, en la que también desempeñaría el rol de preparadora física. "En las tres campañas en las que estuve en el Sporting Huelva disputé siempre la Copa de la Reina y en una de esas participaciones logramos el título", recuerda. Además, aquella plantilla "posiblemente no entraría hoy en día" en los puestos coperos debido al "crecimiento de la competición", puntualiza refiriéndose al plantel onubense de la 2014/15.

En la 2016/17 decidió "cambiar de aires" y optar por un "destino atractivo"; eso le llevó a firmar por el Granadilla Egatesa, con el cual ya ha renovado para la temporada venidera. "Este año he firmado antes que otros, pero la verdad es que estoy contenta por ello. La incertidumbre de no saber lo que va a pasar tampoco conviene a las jugadoras", asume. Gavira ya apunta a la participación en Copa: "Espero que podamos dar guerra, el equipo tiene ganas".

Una guerrera que guía el camino desde la retaguardia.

Patricia

Gavira

jugadora del granadilla tenerife egatesa

"El Sevilla dispone de una combinación perfecta"

Mañana a las 12:00, La Palmera se despedirá -hasta los cuartos de final de la Copa- de "Las Guerreras". El Sevilla FC, conjunto con la permanencia garantizada, será el oponente blanquiazul. Para Patricia Gavira resultará un encuentro especial, ya que volverá a contraponerse al conjunto en el que se inició. "El Sevilla tiene una mezcla de juventud y veteranía. Sus puntos fuertes son la velocidad y la fortaleza de sus jugadoras; es un equipo muy completo. En definitiva, creo que disponen de una combinación perfecta". A falta de dos jornadas para el final de la Liga, la zaguera tiene claras las cábalas que se tienen que producir para arribar a una nueva meta: "Tenemos que plantearnos otros objetivos, ya que hemos logrado los propuestos en el inicio de la temporada. Con una victoria aseguraremos la cuarta plaza y llegaríamos con opciones de hacernos con la tercera". Pese a que el club sevillano le dio la primer oportunidad en el mundo del fútbol, Gavira no siente predilección por concluir su carrera allí, ya que es algo que ve "lejano" y que dependerá de dónde se sienta "a gusto", revela. En esa misma consideración añade que "posiblemente" se plantearía retirarse en Sevilla, pero en el Betis, donde tiene "amigas", apostilla.