Deportes

Etxeberria: "El Tenerife tenía ventaja"

El preparador vasco tenía ofertas de otros equipos, pero se decantó por la del club insular porque "es el que ha apostado por mí y lo ha hecho desde el convencimiento" Habrá "modificaciones" en el cuerpo técnico y espera una plantilla "equilibrada".
El Día, Santa Cruz de Tenerife
2/jun/18 6:32 AM
Edición impresa
Etxeberria: "El Tenerife tenía ventaja"

El Día, Santa Cruz de Tenerife

"Quisiera transmitir en primer lugar esta nueva ilusión por renovar mi contrato. Estoy muy feliz y agradezco al club la confianza que me ha transmitido. Al presidente y a Alfonso (Serrano), también por confiar en mí. Desde el principio me he encontrado muy a gusto en la Isla, se me ha respetado y se me ha dejado trabajar". Las palabras de Joseba Etxeberria en su primera intervención de ayer reflejan sus sensaciones después de prolongar su vínculo con el Tenerife.

Las negociaciones se desarrollaron con celeridad esta misma semana, aunque el técnico desveló que "hace tiempo" ya le habían comentado la idea. "Pero llevaba poco. Las dos partes nos queríamos conocer un poco más. Todo se ha desarrollado desde la naturalidad", aclaró antes de referirse a sus intenciones a la hora de conversar con el club: "Quería sentir esa cercanía e ir de la mano en el nuevo proyecto. He encontrado lo que buscaba, esas ganas de encontrarnos en ese nuevo proyecto, de trabajar y querer mejorar a todos los niveles".

De hecho, el preparador de Elgóibar nunca tuvo dudas. "No, en ningún momento me han transmitido eso. Ha habido mucha fluidez en la relación", dijo iniciando su explicación, "pero hablamos de darnos tiempo mutuamente, de dar continuidad al trabajo que estábamos haciendo". En principio, había venido "para cuatro meses" y ha sido la labor realizada la que ha permitido prorrogar ahora esta relación contractual. "Ellos eran conscientes de que el Tenerife partía con ventaja porque ha sido el equipo que ha apostado por mí", indicó.

En este punto, reconoció Etxeberria que "hubo interés de otros equipos", algo que no le generó inquietud porque "en el momento que he visto que el Tenerife apostaba de nuevo por mí y lo hacía desde el convencimiento, me ha facilitado tomar la decisión". El "poco tiempo" que lleva como entrenador le ayudó a valorar la decisión del club. "No había demostrado absolutamente nada y hubo un equipo que apostó por mí y eso lo he agradecido", detalló el técnico blanquiazul.

Respecto a las expectativas, no rechazó los objetivos ambiciosos pero lo hizo sin salirse del manual que le acompaña desde su llegada a la Isla. "Sé la exigencia y el prestigio que tiene este club, esa masa social que empuja y que es muy importante. Es muy importante ser ambiciosos y nos vamos a exigir mucho más. Pero mi idea es trabajar desde la humildad y la perseverancia", señaló dejando claro que será "un reto apasionante por la dificultad de la categoría y el nivel de la próxima temporada. Va a ser una competición fantástica y muy exigente, con muy buenos equipos".

En las negociaciones, Etxeberria quiso sentar las bases del proyecto 18/19. Sobre las bajas y los fichajes, cedió el protagonismo al director deportivo: "Ahí el máximo responsable es Alfonso y me consta que, dentro de no mucho, explicará hacia dónde vamos. Es verdad que está todo consensuado. Hablamos de las diferentes necesidades y él os lo explicará".

Las únicas pistas que dio se basaron en sus gustos. "Serrano sabe cómo me gusta que jueguen mis equipos y hay futbolistas con unas características que se pueden adaptar mejor", explicó antes de pedir paciencia porque "habrá jugadores que nos interesen que tarden en llegar porque sus equipos querrán que hagan la pretemporada con ellos".

El técnico vasco sabe que "la mayoría de la plantilla tiene contrato en vigor" y eso debería ayudar. "Es muy importante que se metan en la dinámica los nuevos y fortalecer mis ideas con los que ya estaban. Creo en la exigencia diaria y en aprovechar cada sesión para eso", expuso. No se mojó a la hora de hablar del cuerpo técnico, aunque sí admitió que "habrá algunas modificaciones". E incluso rehuyó referirse a los servicios médicos y se limitó a exponer que "cuando hablamos de ambición es que no nos conformamos con lo que tenemos y queremos mejorar en todo".

Etxeberria ya ha transmitido su idea de pretemporada, así como la planificación de los rivales y cómo diseñarla. "Ese es el camino: formar una buena plantilla, hacer una buena pretemporada y lograr los primeros tres puntos".

Ni por un segundo quiso Etxeberria distraerse del partido de hoy contra el Albacete, al que otorga cierta relevancia pese a que su equipo solo puede escalar una posición más en la tabla clasificatoria de Segunda. "Estoy muy ilusionado para la próxima temporada, pero tenemos un partido importante mañana (por hoy). No tenemos nada en juego en lo clasificatorio, pero sí muchas otras cosas", dijo antes de referirse al "al prestigio (del Tenerife) y al respeto a la competición y a los rivales que se están jugando la permanencia". Y es que el Albacete sabe que un mal resultado en el Heliodoro puede condenarlo al descenso, algo que esperan sus adversarios más directos en esta pugna por la permanencia.

"Queremos acabar esta temporada lo mejor posible y eso es acabar ganando, en nuestro campo y con nuestra gente", insistió el preparador vasco antes de desear que el conjunto blanquiazul pueda "acabar con 61 puntos", lo que supondría quedarse a solo cinco del registro de la pasada campaña.

En cuanto a las ausencias para esta tarde, el entrenador del Tenerife confirmó que "en principio tanto Vitolo como Camille lo tienen complicado para llegar". Además, hizo alusión a otras circunstancias que provocarán la inclusión de algún canterano en la convocatoria. "Víctor Casadesús está sancionado y Mula se retiró este jueves del entrenamiento. Habrá que ver cómo está", añadió Etxeberria que citó a Borja Llarena y Tito para que se sumaran "a la dinámica" del primer equipo esta semana. "Al menos uno de ellos al menos va a ir convocado", reconoció el técnico que tampoco podrá contar con Tyronne y Aitor Sanz.

Joseba Etxeberria

entrenador del cd tenerife

Pide ser "una familia"

"Lo importante es que tengamos esos objetivos en común, que seamos un equipo y no solo los jugadores, sino todo el club, que seamos lo más parecido a una familia".

Anuncia matices

"La situación ideal para un entrenador es empezar de cero. Si llegas en febrero, tienes que jugar el domingo. Vas metiendo pinceladas, pero ya tiene una trayectoria tanto la competición como el equipo. El entrenador tiene que adaptarse a los activos que tiene".

El ascenso, censurado

"Voy a ser repetitivo, incluso aburrido, pero necesitamos empezar bien. Eso es hacer buen grupo, buena plantilla y tener competencia sana. Creo mucho en la estabilidad y que se hable de fútbol, de los entrenamientos y de los rivales".

Reconocible y a la guerra

"Quiero un equipo reconocible y preparado para la guerra. No voy a regalar nada, ni al del filial que quiera subir al primer equipo ni al del primer equipo que quiera seguir aquí y jugar".