Deportes

El Santiago Martín entra en juego

El Canarias afronta un doble compromiso ACB en casa, sabedor de que en su cancha logra un 74% de triunfos en los dos últimos cursos. "Vamos a ofrecer un muy buen baloncesto", manifiesta Sebas Saiz.
J. Rodríguez
3/oct/18 6:22 AM
Edición impresa
 

Turno para el Santiago Martín. Después del debut ACB 2018/2019 en el WiZink Center, que se saldó con derrota del Canarias ante el Real Madrid, al representativo se le presenta la oportunidad de sacar rédito en su cancha con dos compromisos de manera consecutiva.

Mañana, a partir de las 20:30 horas, recibe a uno de los recién ascendidos a la Liga Endesa, el lucense Cafés Candelas Breogán. Mientras, el sábado, desde las 19:30 horas, será el turno para que se mida al coruñés Monbus Obradoiro. Ambas escuadras gallegas desconocen lo que es ganar al Canarias en Tenerife, siempre dentro del contexto de la máxima categoría (4-0 y 6-0, respectivamente).

A priori, es una buena ocasión para que el equipo de Txus Vidorreta dé vuelta a su actual balance liguero (0-1) y se empiece a situar entre los aspirantes a disputar la Copa del Rey.

Los números desde que la entidad lagunera regresó a la ACB señalan que en "La Hamburguesa", explotando su condición de local, se halla una de sus fortalezas. Su porcentaje de victorias en la competición doméstica, contando los partidos de los "playoffs" por el título, es de un 64,08% -un 35,92% de derrotas-.

Los guarismos generan mejores perspectivas si se acotan a las dos últimas temporadas, donde los tinerfeños se adjudican el 74,29% de triunfos, mientras que ha dejado escapar el 25,71% de los enfrentamientos. Es decir, apenas ha cedido en nueve de los últimos 35 encuentros celebrados en el Santiago Martín, dentro de la disputa de la Liga Endesa.

"Son dos partidos que tenemos que salir a ganar, a jugar bien y a demostrar lo que tenemos dentro. Tenemos que dar alegrías a la afición", no dudó en señalar Sebas Saiz, una de las adquisiciones estivales canaristas.

El interior internacional español no ha podido jugar aún en el recinto de Los Majuelos -el Canarias no lo hace desde el pasado 29 de mayo, cuando fue eliminado por el Real Madrid en los "playoffs" ACB-. "En la Copa del Mundo vi el muy buen ambiente que hay. Espero que la gente venga con las mismas energías a animarnos a nosotros porque le vamos a dar un muy buen baloncesto".

Comienza la recuperación. Tomasz Gielo fue intervenido ayer en el Hospital Coslada Asepeyo de Madrid de su grave lesión de rodilla. El Iberostar Tenerife comunicó que la operación para subsanar la ruptura total del tendón rotuliano de su articulación derecha transcurrió "de manera exitosa y sin contratiempos".

El internacional polaco, que también tiene afectados los ligamentos cruzado anterior y posterior -podría volver a tener que pasar por el quirófano en unos meses- y que estuvo acompañado por el gerente de la entidad aurinegra, Aniano Cabrera, estará alejado de las canchas de juego entre nueve y 12 meses.

Los compañeros de Gielo se acordaron ayer de su figura en el acto que programó en el CB Canarias con los medios de comunicación. De los más afectados por el suceso acaecido el pasado domingo en el WiZink Center de Madrid, Sebas Saiz señaló que fue "lo peor" del partido. "Fue un palo muy duro para mí, para toda la plantilla y para toda la afición aurinegra. Se lo tiene que tomar con calma e intentar recuperarse lo mejor posible. Creo que la decisión más adecuada es hacer un fichaje que nos pueda ayudar", explicó el madrileño, que compartió vestuario en la NCAA con el ala pívot lesionado.

"Estamos jodidos. Estas lesiones no las quiere nadie. Además, en el primer partido de Liga, cuando parecía que ya estaba sentenciado? Es, con perdón, una putada. Desde aquí le mandamos muchos ánimos y mucha fuerza. Ojalá se recupere pronto", manifestó Ferrán Bassas.

Por su parte, Lucca Staiger declaró que "es una situación muy dura para él. El equipo tiene que estar más unido que nunca para poderle brindar victorias. Intentaremos que no se note su ausencia", terminó el teutón.

Ferrán Bassas: "Vidorreta me da más libertad"

El base catalán del Iberostar Tenerife está siendo uno de los jugadores más destacados desde que el representativo inició los entrenamientos en agosto. ¿Cuál es el secreto de esta versión mejorada de Ferrán Bassas? "Cada verano intento trabajar pequeñas cosas de mi juego. Poco a poco van saliendo los resultados. He mejorado sobre todo la lectura del juego. Creo que he madurado mucho dentro de la cancha. Luego, me he centrado un poco más en el tiro exterior. Es algo muy importante, sobre todo para un jugador como yo, que físicamente no es nada del otro mundo. Ahí creo que he dado un salto de calidad". El factor Txus Vidorreta ha potenciado sus prestaciones. "Me da mucha confianza y me permite jugar un poco más a mi estilo. Simplemente, me da más libertad y me deja jugar situaciones de bloqueo directo que a mí me gustan mucho". Sabiendo que "Rodri" -San Miguel- "es el base titular", el barcelonés tratará de ganarse "los máximos minutos posibles, saliendo desde el banquillo". Cuestionado por la posibilidad de acudir a la selección en las ventanas, a Ferrán se le ilumina la cara. "Ojalá tuviese la oportunidad, pero no es algo que me ponga como objetivo".

Saiz: "Ojalá podamos ganar la Champions"

El internacional español Sebas Saiz, que afronta su segunda temporada en la ACB -el Real Madrid lo cedió el pasado curso al San Pablo Burgos-, se muestra ambicioso. "Ojalá pueda tener un grandísimo año aquí con el Iberostar Tenerife, ganar títulos como el de la Champions y hacerlo lo mejor posible en la Liga". El madrileño está "creciendo como jugador", y aunque se plantea la "posibilidad" de formar parte de la plantilla del club que posee sus derechos el próximo año, entiende que "son cosas del futuro en las que no" se puede "parar a pensar ahora mismo. Mi sitio es este, aquí y ahora, y es en lo que pienso". Saiz, cuya versatilidad da la oportunidad de que Txus Vidorreta pueda tirar de él para que cubra los minutos de Tomasz Gielo, explica que donde se siente bien es "en la pista. La posición me da igual. Solo quiero estar dentro para ayudar al equipo a ganar y hacer un buen baloncesto".