Deportes

"No estoy ofreciendo mi mejor nivel"

La guardameta brasileña Aline Reis erró en el primer tanto del Atlético No obstante, paró el penalti que lanzó Esther (90') "Esta derrota la valoro como si se tratara de una victoria", asegura.
D. Hernández, Santa Cruz de Tenerife
4/feb/19 1:05 AM
Edición impresa

D. Hernández, Santa Cruz de Tenerife

Con la autoexigencia por bandera. Así vive su carrera deportiva Aline Reis, guardameta de la UD Granadilla Tenerife Egatesa. En sus primeras declaraciones como jugadora del conjunto blanquiazul, habló de la "gran ascendencia y ambición" del club al que arribaba y de su firme propósito de "defender la portería de Brasil en el Mundial de 2019". Meses más tarde, no se da por satisfecha con el nivel que está ofreciendo.

Del encuentro de ayer destaca la mejoría que ofreció su equipo actuando de local. "Perdimos tres puntos, pero lo valoro como una victoria. Volvimos a ser aquel equipo que jugaba y era capaz de llevar la iniciativa en el partido. Competimos todas juntas y lo hicimos siendo intensas. De esta manera, cambiamos la tendencia de la imagen dada en los últimos partidos en casa", declaró a El Día.

Aline no deja de reconocer que en el 0-1 no estuvo bien: "Cometí un error imperdonable. No puedo cometer esos fallos, y menos ante Ludmila, jugadora que conozco muy bien y sé que nunca da un balón por perdido".

Contrariada, pero con la mente fría, afronta el futuro más inmediato. "No estoy ofreciendo mi mejor nivel. Me siento fuera de sintonía", explica. No sabe a qué se debe el bajo nivel que está dando, bajo su punto de vista, pero apunta hacia una lesión que tuvo. "Quizá eso me esté llevando a cometer errores que nunca antes había tenido", asevera. Sin embargo, es partidaria de "sacar siempre algo positivo, en este caso, muchos aprendizajes" que la hacen "mejor", comenta la arquera.

El hecho de que repeliera el penalti ejecutado por Esther secundó "la reacción del equipo, que a punto estuvo de acabar en el gol del empate", reconoció. Su meritoria intervención vino propiciada por "mantener la cabeza fría y no decaer, pese al error cometido. Lo más importante no es el error; es lo que seas capaz de hacer después de cometerlo", apostilló concienzudamente.

En lo venidero, la cancerbera internacional aspira a dejar la "portería a cero" de una vez por todas. "En Logroño necesitamos los tres puntos. Tenemos que aprovechar el ritmo mostrado en el último encuentro y seguir siendo competitivas fuera de casa", concluyó. La personalidad de Aline la hace grande; la autocrítica, profesional.