Deportes

Jorge: "Quería quedarme hasta junio"

El joven central tinerfeño priorizó la oferta del Valencia "porque es un equipo grande", pero también porque era el club que le permitía seguir en el Tenerife hasta final de temporada "Lo mejor para el club y para mí era no salir en enero", comenta.
J.J.R. (@juanjo_ramos), S/C de Tfe.
28/feb/19 6:23 AM
Edición impresa
Jorge: "Quería quedarme hasta junio"

J.J.R. (@juanjo_ramos), S/C de Tfe.

Jorge Sáenz rompió ayer su silencio después de protagonizar la gran noticia postmercado de invierno: su traspaso al Valencia CF. Protegido por el CD Tenerife hasta que la operación cristalizase y su salida se hiciese oficial. El central habló por primera vez de este paso adelante en su carrera. "Es una alegría. Estoy muy contento por la oportunidad que me dan y me gusta que sea un proyecto de futuro", comentó en primer lugar para apresurarse a aclara que le quedan "unos meses aquí y estoy centrado".

Cuestionado por el momento en el que tomó la decisión de aceptar la oferta valencianista, el joven central reconoció que "fueron unos últimos días de enero muy ajetreados" y desveló que no solo le llegó la propuesta che. "Hubo otras ofertas, pero (la del Valencia) fue la que más me gustó desde el principio sobre todo por quedarme hasta el final de la temporada en el club de mi casa, no lo podía desaprovechar", relató.

En este punto, admitió que ese era su objetivo desde que las opciones se convirtieron en algo real: acabar la temporada en el Tenerife y salir bien del equipo en el que se ha formado como futbolista. "Si hubiera tenido que salir en enero, hubiera salido por cómo es el fútbol, pero lo mejor es ir en verano y acabar con el Tenerife esta temporada", declaró agradeciendo el trato y el interés del que será su futuro club: "Es un histórico en la liga española, un equipo bastante grande y estoy contento de que se hayan fijado en mí".

A Jorge ya le ha dado tiempo a informarse de lo que se encontrará a partir del verano, puesto que dos de sus compañeros tienen pasado valencianista. El majorero Alberto Jiménez jugó cedido una temporada en el filial, mientras que Uros Racic todavía pertenece a la disciplina che. "Te cuentan cosas de lo que han vivido en la ciudad. Uros, sobre todo, porque entrenaba con el primer equipo hasta que llegó a la Isla en el mercado de invierno", señaló el central.

Lejos de despistarse, el tinerfeño se va a centrar en acabar "lo mejor posible" la temporada con el Tenerife, algo que ha venido demostrando a pesar de que "esto está cerrado desde enero", asegurando que no se le ha visto "con la cabeza en otro lado" en estos últimos partidos. "Pienso en el Tenerife, mi propósito es competir al máximo nivel porque gracias a tener la cabeza en el día a día te llegan estas oportunidades", recordó.

Jorge sabe que se enfrenta a un "gran salto" en su carrera por el nivel de exigencia de su futuro equipo, pero lo asume con naturalidad, tratando de "dar lo mejor posible" desde que esté a las órdenes de su nuevo entrenador y vistiendo la camiseta del Valencia.

Después de cuatro años desde su debut en el primer equipo blanquiazul, Jorge ve sobre todo "la experiencia" como gran cambio en su evolución. "No sé qué ha cambiado en mí, yo sigo siendo el mismo Jorge, pero maduras con los partidos y los compañeros te hacen ser mejor futbolista, eso es fundamental. La experiencia es lo que hace que otros clubes se fijen en ti", indicó antes de referirse también a algunos de sus entrenadores. "A Oltra le estoy muy agradecido porque ha confiado en mí desde que llegó. Es una pieza clave en esta operación, le estoy muy agradecido. También a Martí por su confianza y a Cervera, que me hizo debutar en el fútbol profesional", dijo obviando a Raúl Agné (con el que no jugó) y a Joseba Etxeberria.

Jorge, que insistió durante su comparecencia en los próximos meses, apostó por "entrenar al cien por cien" a pesar de estar sancionado para el encuentro con el Numancia porque tiene "más ganas que nunca" de jugar en el Tenerife. "Se nos están complicado en muchos aspectos los partidos, pero nuestra actitud es buena, irreprochable. Nos tenemos que centrar en limar los errores para cosechar victoria", completó.