Deportes

La mala costumbre de empezar perdiendo

La situación clasificatoria del Tenerife se puede explicar. Ha recibido el primer gol en 18 de los 27 partidos de Liga. Solo ha conseguido ganar uno de ellos, empatando siete y perdiendo los diez restantes.
J.J.R. (@juanjo_ramos)
6/mar/19 6:19 AM
Edición impresa
 

J.J.R. (@juanjo_ramos)

El primer gol no suele ser del Tenerife, con todo lo que ello conlleva en una categoría tan complicada como la Segunda División. De hecho, en 18 de los 27 partidos que ha disputado en el presente Campeonato (el del Reus de este fin de semana realmente no lo jugó) ha empezado perdiendo. Y lo que es peor: solo ganó uno. Fue contra el Alcorcón, en la jornada 11, cuando fue capaz de dar la vuelta a los goles tempraneros de Sangalli y Juan Muñoz. La explosión de Malbasic, con un gol y una asistencia, y la ayuda de Luis Milla y José Naranjo generaron la única remontada completa del curso.

Cierto es que los blanquiazules han neutralizado otras siete ventajas iniciales del rival. Para empezar, en las tres jornadas con las que empezaba la Liga 18/19: Nástic de Tarragona, Almería y Deportivo. También rescató un punto contra el Zaragoza y Las Palmas a domicilio, además de Granada y Mallorca en el Heliodoro Rodríguez López.

Es precisamente en su feudo donde más se nota esta tendencia, acostumbrado como está a convertir en un fortín el recinto capitalino. Ha sufrido dos derrotas y ha empezado perdiendo seis veces, las mismas que en todo la pasada campaña. La diferencia es que en la 17/18 solo perdió una de ellas (1-3 con el Barcelona B), ya en la recta final de la estancia de José Luis Martí en el banquillo.

La capacidad de reacción blanquiazul ha llevado al equipo a recuperar hasta seis puntos en la última media hora de sus encuentros. De ellos, cinco han sido en los últimos diez minutos. Solo tres rivales se manejan mejor en esa recta final de los partidos: Osasuna (9), Cádiz (6) y Oviedo (6).

Aún así, la rémora es considerable para una escuadra con aspiraciones. Tanto que solo el Real Zaragoza, el Extremadura UD y el Nástic de Tarragona se acercan a los insulares en esta faceta, la de empezar perdiendo, con 18 los maños y 16 partidos extremeños y catalanes. No obstante, los aragoneses han logrado recuperar hasta 16 puntos por solo 10 del Tenerife.

Es, sin duda, una de las cuestiones a mejorar por el equipo que dirige José Luis Oltra si quiere evitar dificultades para certificar su permanencia en los próximos meses. No en vano, solo ha dejado escapar un empate (contra el Córdoba a domicilio) cuando se ha adelantado en el marcador. Ha sumado 13 de los 15 puntos posibles en esta circunstancia, algo que debería rondar la cabeza de los futbolistas insulares cuando arranque este domingo el duelo con el Numancia.