Deportes

Hacer historia para alcanzar la final

El anfitrión Telenet Giants Antwerp, que en la Champions siempre ganó la competición, es el escollo en semifinales para el Iberostar Tenerife Segafredo Virtus Bologna-Brose Bamberg, el otro cruce.
J. Rodríguez, Santa Cruz de Tenerife
11/abr/19 6:39 AM
Edición impresa
Hacer historia para alcanzar la final

J. Rodríguez, Santa Cruz de Tenerife

Tocó el anfitrión, el que bajo este estatus nunca ha perdido ningún partido en las finales a cuatro de la Basketball Champions League -BCL- y acabó levantando el cetro en las dos primeras ediciones -el CB Canarias lo hizo en 2017 en el Santiago Martín y el AEK de Atenas lo consiguió el pasado curso en el heleno OAKA-.

El Iberostar Tenerife tendrá que romper la historia de la competición continental de la FIBA y batir al Telenet Giants Antwerp, si quiere plantarse en su segunda final -será el domingo 5 de mayo, a las 17:00 horas- en tres años.

El sorteo celebrado ayer en el edificio de la Autoridad Portuaria de Amberes deparó el duelo entre españoles y belgas, así como el de los transalpinos del Segafredo Virtus Bologna y los teutones del Brose Bamberg. Esta semifinal será la primera en abrir el fuego: será el viernes 3 de mayo, a partir de las 17:30 horas. Desde las 20:15 horas, el gigantesco Sportpaleis, con capacidad para 18.500 espectadores, rugirá con la presencia de su equipo y del insular.

La escuadra belga, dirigida por Roel Moors, exjugador histórico de la entidad, ha arribado a la cita de los cuatro mejores tras ser la auténtica revelación del torneo. De hecho, comenzó su concurso en la presente BCL desde las fases previas, donde dejó apeados al chipriota AEK Larnaca de Chipre y al italiano Cantú.

Por su parte, en la fase de grupos se clasificó como cuarto -el único que ha llegado a esta final a cuatro- por detrás del mentado Brose Bamberg -tercero-, del Hapoel Jerusalem -segundo y eliminado por el equipo de Txus Vidorreta- y el citado AEK, que cederá su vigente corona.

Ya en las eliminatorias, dejó en la estacada al UCAM Murcia -primero de grupo y verdugo canarista en la pasada edición- en octavos de final, y al ruso Nizhny Novgorod, en cuartos.

Colíder de la Liga -junto al Oostende, aunque el rival aurinegro cuenta con un partido menos- y campeón de la Copa belgas, el Antwerp cuenta con una base de jugadores estadounidenses, entre los que destaca el base Paris Lee -máximo recuperador de la BCL y uno de los mejores asistentes-, el escolta Tyler Kalinoski, el alero Jae?Sean Tate y el ala pívot Dave Dudzinski. Empero, su jugador más valorado -15,6 créditos de media- hasta el momento en la competición europea tiene nacionalidad belga: el pívot Ismael Bako.