Deportes

Siete fechas para desbloquear el reto

D. Hdez.
16/abr/19 6:35 AM
Edición impresa
Siete fechas para desbloquear el reto

D. Hdez.

De órdago. Así se presumen las últimas siete jornadas en la Liga Endesa para un total de ocho equipos, entre ellos el Iberostar Tenerife, que tienen como objetivo clasificarse entre los ocho primeros, cupo que da billete para disputar el playoff por el título de la competición doméstica. Los canaristas ostentan un balance de 13 victoria por 14 reveses; en la última década, tres equipos de doce con ese bagaje se han metido entre los ocho mejores. Mientras, el Bilbao Basket, con 12 triunfos a estas alturas del campeonato 2008/09 -de 32 jornadas-, protagonizó una escapada inusual para colarse entre los mejores de la ACB.

Los siete tropiezos que encadenó el Canarias frenaron las aspiraciones ligueras, que, incluso, pasaban por acabar en la cuarta posición -sigue siendo matemáticamente posible-. La mala dinámica trajo consigo una caída libre en la tabla clasificatoria en la que pasaron de ser cuartos a undécimos. No obstante, fue precisamente el 12/7 el que respaldó la debacle y mantiene en la pomada a los aurinegros.

Un total de ocho equipos pelean por cinco plazas -Barcelona y Real Madrid ya están clasificados, mientras el Baskonia está a un partido de hacerlo-. Unicaja, Valencia, Joventut, Manresa y Zaragoza pretenden defender su plaza ante las acometidas de Iberostar Tenerife, Andorra y Burgos.

En la última década, tan sólo el 25% de los equipos con el balance de 13 victorias y 14 derrotas han conseguido terminar la campaña entre los ocho primeros. En la 2015/16, el UCAM de Murcia lo logró, arrebatándole la posibilidad, precisamente, a un Canarias que rendía visita en la última jornada al Palau Blaugrana. Anteriormente, lo materializaron Unicaja y Gran Canaria (2009/10).

Por su parte, el antecedente más alentador lo protagonizó un Bilbao Basket que, en una liga de 32 jornadas, tan sólo había ganado 12 choques hasta la 27ª fecha. A partir de ahí, sumaron tres triunfos más que sirvieron para superar a Fuenlabrada y Manresa. Para más inri, el inquilino del banquillo bilbaíno era el actual entrenador canarista, Txus Vidorreta.

Atendiendo a los guarismos de pretéritas campañas, el Iberostar Tenerife tiene que sumar al menos cinco triunfos más para asegurar su presencia en los anhelados puestos de privilegio.