Santa Cruz de Tenerife
ESPAÑA / DEUDA

El Tesoro coloca el máximo de bonos a un menor interés a la espera del BCE

Madrid, EFE
6/sep/12 12:16 PM
eldia.es

España ha colocado hoy 3.500 millones de euros en bonos con una notable rebaja del interés, un logro que según los analistas supone un punto de inflexión en la actitud de los inversores hacia la deuda española, en gran parte debido a la certeza de que el BCE anunciará hoy compras de deuda soberana.

En total, el Tesoro Público ha colocado hoy 3.500 millones de euros, el importe máximo previsto, en tres emisiones con vencimiento en 2014, 2015 y 2016, y ha pagado entre un 22 % y un 38 % menos de intereses que en anteriores subastas de estas denominaciones.

De los 3.500 millones de euros adjudicados hoy, 682,35 lo han sido a 1,7 años con un interés marginal del 2,946 %, el 38 % menos del 4,791 % aplicado en la anterior puja, y otros 1.426,56 millones a tres años con una rentabilidad del 3,774 %, un 27 % inferior al 5,197 % precedente.

Los 1.392,04 millones de euros colocados en bonos a cuatro años se han adjudicado al 4,694 %, lo que supone un descenso del 22 % en la rentabilidad desde el 6,059 % anterior.

La expectación ante las medidas de apoyo a la deuda soberana de países periféricos de la zona del euro como España o Italia permitían a España bajar de forma significativa el interés de los bonos, tal y como apuntan fuentes del Ministerio de Economía, que destacan que el Tesoro afronta la recta final de año desde una posición cómoda y sin presiones añadidas de mercado.

Hasta la fecha, prosigue la misma fuente, el Tesoro ha colocado el 76,8 % de la previsión de emisión de instrumentos a medio y largo plazo para todo el año, hasta un total de 65.954 millones de euros.

Sin embargo, según explica la analista de Self Bank Victoria Torre, las expectativas sobre las compras de deuda que pude anunciar el BCE no explican por sí solas el éxito de la subasta de hoy.

En su opinión, la emisión de deuda que celebró ayer Alemania, que no pudo colocar el importe previsto, indica que los inversores ya no están dispuestos a financiar al país germano y sí a asumir mayores riesgos en países periféricos.

La analista destaca sobre todo la fuerte caída del interés del bono español con vencimiento en 2014, que por primera vez desde el pasado mes de abril se ha colocado por debajo del 3 %.

El jefe de la mesa de deuda de Ahorro Corporación, Javier Ferrer, por su parte, cree que quizás el mercado ha recogido "demasiado deprisa" las expectativas de compras del BCE.

Desde el departamento de estrategia de la gestora, José María Valle indica que, en adelante, los avances en el ámbito institucional europeo, pero sobre todo, la evolución del proceso de reestructuración bancaria, el alivio a las tensiones de financiación autonómica y el cumplimiento del objetivo de déficit público serán claves para no asistir a un nuevo recrudecimiento de las tensiones sobre la deuda española.

El Ministerio de Economía ha querido resaltar también que la demanda de títulos públicos, "importante en todos los tramos", continúa fuerte pese al actual estado de incertidumbre en la Eurozona y a la espera de la declaración pública del BCE hoy.

No obstante, los expertos alertan de la caída de las solicitudes de las entidades -6.467 millones de euros-, que ha situado el ratio de cobertura, o proporción entre la demanda y el importe finalmente adjudicado en apenas 1,8 veces, muy por debajo de anteriores pujas.

Victoria Torre achaca la caída de la demanda a la cautela ante la posibilidad de que el BCE, tal y como ha ocurrido en otras ocasiones pueda "defraudar" las elevadas expectativas despertadas.

El mercado secundario de deuda también se relajaba tras la puja, de modo que la prima de riesgo de España, que mide el sobrecoste que exigen los inversores por la compra de deuda española frente a la alemana, llagaba a caer a lo largo de la sesión hasta 470 puntos básicos, 23 menos que en la apertura.

El rendimiento del bono español a diez años, cuyo diferencial con el alemán del mismo plazo mide el riesgo país, caía al 6,2 % desde el 6,4 %, en tanto que el del bono germano subía al 1,52 %.

En el mercado de renta variable, el principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, ampliaba las ganancias de la apertura hasta el 1,54 %, con lo que superaba los 7.600 puntos.

La próxima semana el Tesoro Público no tiene previsto celebrar subastas de deuda, ya que la siguiente cita con el mercado tendrá lugar el 18 de septiembre, con una emisión de letras a 12 y 18 meses.