Economía

Baleares y Canarias encabezan el incremento de los precios hoteleros

Los establecimientos canarios han elevado sus tarifas un 31% en los últimos diez años Pese a las primeras señales de descenso, Thomas Cook alerta del desvío de clientes a destinos más baratos.
Miguel Gómez, S/C de Tenerife
15/feb/19 6:29 AM
Edición impresa

Miguel Gómez, S/C de Tenerife

Los precios de los hoteles canarios se han encarecido un 31% durante los últimos diez años, un incremento solo superado por el que han protagonizado los establecimientos de Baleares, que los han subido un 45%. Los años del "boom" turístico han supuesto un aumento considerable no solo de las tarifas, sino también de la rentabilidad de las empresas, dos aspectos que en el Archipiélago solo han empezado a atemperarse en los últimos meses.

Tinsa publicó ayer su informe Mercado hotelero 2019, que confirma que el sector mantendrá cifras "ciertamente positivas", pero también que iniciará una desaceleración, que en el caso de Canarias ya se ha notado con el descenso del número de visitantes registrado en 2018, casi 418.000 menos que en el ejercicio anterior. En cuanto a los precios, la sociedad de tasación prevé que, en un contexto de menor crecimiento económico, "no tengan mucho recorrido al alza".

La evolución que han trazado las tarifas de los hoteles de Canarias en el último decenio los sitúa como los más caros del país, con una media de 97,9 euros en 2018, once euros por encima de la media nacional, según los datos del INE recogidos por Tinsa. Los siguen en este aspecto los establecimientos de Cataluña (94,8 euros) y Baleares (92 euros).

Al mismo tiempo, los ingresos por habitación disponible (RevPAR) -indicador que mide la rentabilidad del negocio- han escalado hasta alcanzar los 81,4 euros, 30 más que el promedio del país y a una considerable distancia -quince euros- del segundo destino en rentabilidad, Baleares (66).

Los precios de los hoteles de las Islas comenzaron a experimentar un ligero descenso en los últimos meses del pasado año y, según algunas previsiones -como las de Mirai, empresa que gestiona canales de venta directa de los establecimientos hoteleros-, seguirán haciéndolo durante 2019. Pese a ello, el touroperador británico Thomas Cook ha advertido -y no es la primera vez que lo hace en los últimos años- de que los clientes han empezado a optar por destinos alternativos -Turquía, Egipto o Túnez- ante el encarecimiento de los hoteles canarios.

En busca de los turistas rusos y chinos

El informe Mercado hotelero 2019 de Tinsa advierte de la necesidad de afrontar la desaceleración del turismo mediante la diversificación de la demanda. En este sentido, la sociedad de tasación aconseja pasar "desde una demanda masiva y de discretos ingresos medios a otra más diversificada", también en la procedencia geográfica de los turistas, reduciendo el peso de la "tradicional clientela europea" en beneficio de mercados de mayor gasto per cápita, como China y Rusia. "La diferenciación y especialización de la oferta será clave en los próximos tiempos para competir interna y externamente", apunta el informe. Desde el punto de vista de la oferta, la pujanza de los apartamentos turísticos y nuevas formas de alquiler vacacional en el

centro de las principales ciudades y en destinos costeros obligan a "avanzar en mejoras continuas, inversión e implementación de tecnología".