Economía
JOSÉ CARLOS DÍEZ

"Hay que llenar los tejados de Canarias con placas fotovoltaicas"

Miguel Gómez, S/C de Tenerife
10/abr/19 6:33 AM
Edición impresa
 

Miguel Gómez, S/C de Tenerife

Economista mediático, excolaborador del PSOE y docente universitario, José Carlos Díez participó ayer en Tenerife, junto a Marc Vidal, en una nueva edición del encuentro Diálogos para el desarrollo. El que fuera economista jefe de Intermoney lo tiene claro: Canarias precisa de más y mejores empresarios para dar el salto que necesita.

¿Qué tiene y qué le falta a Canarias para convertirse en plataforma de negocios para África, América y Europa?

Tiene sol y viento, proximidad geográfica y buena conectividad con África, aunque hay que mejorarla. También tiene unas condiciones fiscales únicas en Europa. Hay buenas universidades, buen capital humano, pero faltan empresas y empresarios. Han mejorado mucho, pero hay pocas y faltan empresas que puedan hacer proyectos internaciones rentables en entornos competitivos.

¿Por qué faltan empresarios?

En España nos hemos incorporado muy tarde al capitalismo, aunque hemos hecho un esfuerzo brutal. Tenemos buenos empresarios, como Amancio Ortega, que hacía batas guateadas y hoy crea 140.000 empleos. Pero tenemos muy pocas empresas. La mayoría son pequeñas, con mala calidad empresarial, poca innovación y pagan salarios precarios. Hay que conseguir que un 10% o un 15% de esas pasen a ser grandes, que esas grandes atraigan más pymes y más autónomos y que se genere más empleo para bajar la tasa de paro de Canarias.

¿La economía digital está difuminando las tradicionales barreras que para Canarias suponían la lejanía y la insularidad?

Canarias tiene unas condiciones óptimas para hacer negocios digitales. Alguien que tenga sus clientes en Londres dispone de cuatro o cinco vuelos diarios desde cualquier aeropuerto canario y puede vivir aquí, con unas condiciones de vida un poco mejores, e ir allí a hacer negocios. Hay que cambiar todo el esfuerzo de promoción turística por promoción para atraer nómadas digitales e innovadores que creen el empleo aquí. Luego hay que hacer un esfuerzo para generar nuevos empresarios canarios. Todo el esfuerzo que se haga en startups está bien, pero es más importante que quienes ya son empresarios den el salto a mercados más grandes. Para hacerlo tienes que ir con una capa de innovación y de más contenido tecnológico. Nos interesa ese tipo de empresas, que pueden pasar de 20 empleos a 200 o a 2.000. Ese es el secreto para bajar la tasa de paro. No hay otro.

¿Cómo se explica que Canarias tenga la mayor cifra de ocupados de la historia y un paro del 20%?

Ninguna de las principales economías del mundo vive solo del turismo. El turismo es un gran negocio, pero no puedes plantear una estrategia de desarrollo basándote solo en él. Canarias podría hacer ya algo muy sencillo. Ayer (por el lunes) cené con una empresa de Tenerife que se está inflando a poner autoconsumo fotovoltaico en las comunidades de vecinos de toda España. Ya han entrado en la ZEC, van a generar empleo y se están planteando contactar con los centros de FP para formar instaladores. Hay que llenar los tejados de toda Canarias de placas fotovoltaicas. Si lo hacemos, prácticamente habría energía para tener autosuficiencia energética. Luego, con esas empresas que lo han hecho aquí, vayamos a la Península y fuera y creemos multinacionales de ingeniería e instalación. Pongamos a los mejores investigadores canarios a pensar cuál va ser la próxima tecnología.

¿Es lo suficientemente ambicioso el decreto sobre autoconsumo?

Mejora las posibilidades del autoconsumo, pero falta el reglamento. Me gustaría, más que decretos, que las administraciones pusieran placas en los edificios públicos. Hay que solucionar el contenido tecnológico, que ahora importamos, para que en cinco o diez años sea canario.

Usted participó en la elaboración de la ponencia económica del 39 Congreso del PSOE. ¿Qué opina del programa económico del partido para estas elecciones?

Que nos lo han fusilado, de lo cual me alegro (ríe). Me hubiera gustado que hubiesen sido más concretos. Me parece muy bien que quieren potenciar la fotovoltaica, pero echo de menos que digan cómo, pero parece que el debate de la campaña no va de economía.

¿A qué atribuye esa escasa presencia de la economía en los mensajes preelectorales?

Tengo la percepción de que la sociedad española se ha relajado, y no estamos para eso. Seguimos con problemas económicos que no se están afrontando. España no se gasta la mitad de lo presupuestado en I+D e innovación. Es la misma cantidad que invertíamos en el año 2000. No te puedes gastar 6.000 millones en aumento de pensiones y 3.000 millones en innovación. En política tecnológica, España está en segunda división, y la primera cada vez está más lejos. Nos jugamos el futuro de nuestros hijos.

¿Son preocupantes los signos de desaceleración de la economía?

El entorno internacional no es positivo. Nosotros estamos aguantando, pero otra vez creando empleo en la construcción. Hay que construir, pero no puede ser el motor de la economía. Hemos perdido mucho tiempo durante la crisis y otros países nos están adelantando en avances tecnológicos, países de ingresos medios. Tenemos que ir mucho más rápido. Creo que lo haremos bien. Nos merecemos el beneficio de la duda. España es el país que mejor se ha adaptado a la era de la tecnología global desde 1980.

¿Son sostenibles económicamente las medidas de los viernes sociales del Gobierno central?

Sostenibles son. El problema es que tienes la deuda pública más alta desde 1909 y el mayor déficit público de la UE. Europa lleva mucho tiempo pidiendo medidas contra la pobreza infantil, pero pide también que haya una subida de impuestos o un recorte de gastos. Habrá que hacer un ajuste y repensar el gasto para plantear prioridades y eliminar gastos no prioritarios, Si no, la ecuación no sale. Los que prometen bajadas de impuestos sin recortar gasto y los que prometen subidas de impuestos sin subir impuestos a los trabajadores nos están mintiendo.

JOSÉ CARLOS DÍEZ