Internacional

El Pentágono confirma la detención de un alto cabecilla de Al Qaeda

EFE, Washington
15/mar/08 19:37 PM
Edición impresa

EFE, Washington

El Pentágono confirmó ayer la detención de un alto cabecilla de la organización Al Qaeda, Muhammad Rahim al-Afhani, quien fue trasferido al centro de detención en la base de Guantánamo (Cuba), aunque, según algunos medios, esta se produjo a mediados de 2007.

Un comunicado del departamento de Defensa indicó que "antes de su llegada a Bahía de Guantánamo, Rahim estaba detenido bajo custodia de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) desde que fue capturado en la guerra contra el terrorismo".

"Muhammad Rahim al-Afghani fue un colaborador cercano de Osama bin Laden y tuvo vínculos con organizaciones de Al Qaeda en todo el Oriente Medio", afirmó el Pentágono. El sospechoso "se convirtió en uno de los agentes de más confianza de Bin Laden", añadió. EEUU detuvo a miles de hombres en diversos países desde el comienzo de su "guerra global contra el terrorismo" en 2001.

El año pasado, y tras las denuncias sobre prisiones clandestinas y torturas, EEUU transfirió a Guantánamo a una docena de prisioneros a los que calificó como combatientes enemigos ilegales y a quienes atribuye un papel prominente en las organizaciones terroristas. Segun Bryan Whitman, portavoz del Pentágono, en 2001 Rahim ayudó a preparar las cuevas en la región montañosa de Tora Bora, en el este de Afganistán, donde se ocultó Osama bin Laden después de la invasión estadounidense. Rahim, asimismo, trató de adquirir compuestos químicos para usarlos en ataques contra las tropas invasoras en Afganistán.

"Muhammad Rahim al-Afghani está ahora bajo control del Departamento de Defensa y será tratado de manera apropiada y de acuerdo con las políticas y procedimientos para los otros detenidos en Guantánamo", apunta el comunicado.

El Pentágono indica que "como resultado de esta última transferencia hay ahora unos 280 detenidos en la bahía de Guantánamo".

Secuestro

El canciller austríaco, Alfred Gusenbauer, exigió ayer la liberación "inmediata e incondicional" de los dos turistas austríacos secuestrados por la organización Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI). Gusenbauer aseguró que su Gobierno trabaja "estrechamente con las autoridades de la región" para asegurar "la salud y la vida" de los rehenes.