Internacional
PAKISTÁN

Un supuesto blanqueo de capitales en España puso en vilo al partido de Bhutto

Agus Morales, Islamabad, EFE
14/feb/12 8:31 AM
eldia.es

Agus Morales, Islamabad, EFE El primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, se encuentra en la cuerda floja debido al supuesto blanqueo de capitales por dirigentes de su partido en Suiza, de acuerdo con una práctica que también fue investigada en España.

Antes de ser asesinada, la ex primera ministra paquistaní Benazir Bhutto y su entorno se volcaron en que se cerrara una causa por supuesto blanqueo de hasta 11 millones de euros en el levante español, según fuentes conocedoras del caso.

Un juzgado de Ontinyent archivó la causa en diciembre de 2007, semanas antes del asesinato de Bhutto, cuyo partido volvió al poder tras los comicios generales de febrero de 2008.

Pero cobra actualidad porque el Tribunal Supremo de Pakistán está empeñado en que se reabran las causas por corrupción contra los políticos del ahora gobernante Partido Popular (PPP).

Ayer el Supremo procesó por desacato a Guilani, que se niega a escribir una carta al Gobierno suizo para que se reanude un caso por supuesto blanqueo de capitales en el país europeo contra el presidente, Asif Alí Zardari.

Menos conocida es la causa española que tuvo en vilo a la mujer de Zardari, Benazir Bhutto, y a su escudero y actual ministro de Interior, Rehman Malik.

Uno de los motivos de que cayera en el olvido es que Bhutto perdió la vida en un atentado terrorista el 27 de diciembre de 2007, un asesinato que el régimen del general Pervez Musharraf, su enemigo político, achacó a los talibanes.

El entonces Gobierno de Musharraf, como parte civil en el caso, presentó pruebas que alegaban que Bhutto y Malik supuestamente blanquearon dinero obtenido ilegalmente gracias al programa de la ONU 'Petróleo por Alimentos'.

Según fuentes paquistaníes conocedoras de los casos contra el PPP de Bhutto, las compañías Petroline FZC y Tempo Global Gains abrieron trece cuentas con Bancaja que llamaron la atención por el elevado importe de sus transacciones.

La primera empresa estaba participada al 33 por ciento por Bhutto, Malik y un tercer socio, mientras que en la otra figuraban la misma Bhutto, sus hijas Bakhtawar y Asifa y su único vástago y copresidente del PPP, Bilawal, por aquel entonces un adolescente.

Según estas fuentes, Malik incluso compró una vivienda en Marbella, aunque ya no es de su propiedad.

Un total de 9,6 millones de euros estaban ingresados en un depósito a plazo fijo y 1,4 millones en cuentas de ahorro.

El dinero de estas cuentas pasó desde Dubái a Londres y Ontinyent para luego volver al emirato árabe en 2004.

El Buró Nacional de Cuentas (NAB), un órgano creado por Musharraf que perseguía los casos de corrupción de sus rivales políticos, expuso que Bhutto obtuvo contratos para la exportación de crudo iraquí en el marco del programa de la ONU Petróleo por Alimentos.

Malik era, según el NAB, el encargado de pagar comisiones al régimen de Sadam Husein a través de la embajada iraquí en Jordania, algo prohibido por Naciones Unidas.

El informe encargado por la ONU a un comité independiente sobre los pagos ilícitos al régimen iraquí, que "manipuló" este programa, recoge en su apéndice el nombre de la citada Petroline FZC pero no el de Tempo Global Gains.

Bhutto fue llamada a declarar en Ontinyent por el caso pero alegó disponer de informes de inteligencia que decían que corría el riesgo de ser asesinada en un atentado terrorista en España, y no acudió.

Finalmente el juzgado de Ontinyent archivó el caso sin llegar a presentar cargos contra Bhutto y Malik porque el Gobierno paquistaní escribió una carta para retirarse como parte civil.

¿Qué había cambiado? Ese mismo año el régimen de Musharraf aprobó una amnistía que permitió la vuelta del exilio de Bhutto y Zardari y cerraba los casos de corrupción contra cientos de políticos.

"Musharraf empezó a negociar con Benazir y cuando llegaron a un acuerdo retiró la acusación particular a través de los abogados que representaban a Pakistán en España, con lo que la acción del fiscal quedó muy debilitada", dijo una fuente oficial española.

Una fuente paquistaní al corriente de los casos contra el PPP deslizó que Estados Unidos, que arbitró el acuerdo entre Bhutto y Musharraf, podría haber presionado para que se cerrara la causa.

"Bhutto estaba muy nerviosa por este caso", aseguró la fuente.

Efe realizó varias llamadas al Ministerio de Interior paquistaní, que evitó hacer comentarios al respecto; el PPP, en todo caso, ya ha dejado claro en público que cree que todos los casos abiertos contra sus líderes responden a motivos políticos.

PAKISTÁN