Santa Cruz de Tenerife

Una nota prueba que Gadafi financió la campaña de Sarkozy en 2007

EFE, París
29/abr/12 0:59 AM
Edición impresa

Un documento de los servicios secretos libios prueba que el exdictador libio Muamar el Gadafi financió la campaña presidencial de Nicolas Sarkozy en 2007, según reveló ayer el medio digital de investigación Mediapart.fr.

Procedente de los archivos de los servicios secretos y revelado por ex altos cargos del régimen libio actualmente en la clandestinidad, el documento recoge la luz verde del Gobierno de Gadafi para financiar con 50 millones de euros a la campaña de Sarkozy, según Mediapart.fr.

El documento data del 10 de diciembre de 2006 y en el mismo el responsable de los servicios secretos libios del momento, Moussa Koussa, autoriza al director del gabinete de Gadafi, Bachir Saleh, a efectuar el pago.

En el texto, Koussa se refiere a reuniones preparatorias con Brice Hortefeux, entonces secretario de Estado de Colectividades Territoriales, hombre próximo a Sarkozy y director de la campaña que le llevó a la presidencia francesa en 2007.

Además, el responsable del espionaje libio habla de Ziad Takieddine, empresario francolibanés implicado en Francia en otros casos de financiación ilegal de partidos.

Según la traducción del documento, Koussa da su luz verde a las "instrucciones" para "la aprobación de apoyar la campaña electoral del candidato a las elecciones presidenciales Nicolas Sarkozy por un monto de 50 millones de euros".

La reunión

"Confirmamos el acuerdo de principio", indica el texto, que se refiere a una reunión mantenida el 6 de octubre de 2006 con Hortefeux y Takieddine, en el transcurso de la cual "se acordó el monto y el modo de pago".

Poco antes del inicio de la intervención internacional en Libia que acabó con el régimen de Gadafi, el dictador libio amenazó a Sarkozy, impulsor de la ofensiva, con sacar a la luz documentos que probaban que había financiado su campaña en 2007. Sarkozy consideró esas acusaciones "grotescas".

En marzo pasado, el diario Libération también afirmó que la venta de un sistema de espionaje por internet a Libia pudo servir para financiar la campaña de Sarkozy.

La portavoz de campaña de Sarkozy, Nathalie Kosciusko-Morizet, consideró ayer falsas las acusaciones y las atribuyó al equipo de su rival socialista François Hollande, con el fin de "tapar" el retorno a la actualidad del exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn.