Internacional
CRISIS

Chipre se plantea solicitar ayuda europea para sus bancos antes de final de mes

Nicosia, EFE
11/jun/12 15:17 PM
eldia.es

Nicosia, EFE Chipre aseguró hoy que la recapitalización de su sector bancario es una cuestión "urgente" y que puede solicitar ayudas a los demás socios de la zona del euro antes de finales de este mes.

"La cuestión es urgente, ya que la recapitalización tiene que concluir para el 30 de junio, quedan pocos días, y está entre las prioridades del Gobierno", declaró a la prensa el ministro chipriota de Finanzas, Vassos Shiarly.

Shiarly destacó que la Unión Europea (UE) cuenta con los mecanismos para apoyar a los países que necesitan financiación y que el caso de España demostró que Nicosia podría obtener "buenas condiciones".

Indicó que las previsiones gubernamentales prevén cerrar 2012 con un déficit menor al 3 % desde el 6,4 % de 2011 y que la deuda estatal se sitúa en el 71 %, lo que, a su juicio, apoya la idea de que las condiciones de una posible asistencia serían buenas.

Chipre asumirá la presidencia semestral de la UE a primeros de julio y puede ser el primer país que dirige la Unión habiendo recibido ayudas de los demás socios de la zona del euro.

El ministro no dio cifras concretas acerca de esa posible solicitud de asistencia internacional, pero destacó que abarcaría "no sólo las circunstancias actuales y la recapitalización de los bancos, sino también las necesidades futuras".

El Gobierno aprobó el mayo pasado la inyección de 1.800 millones de euros en la segunda entidad financiera del país, el Laiki Popular Bank, lo que supone el 10 % del PIB de la tercera menor economía de la UE, aunque no cuenta con los fondos necesarios para ello.

El sistema bancario chipriota se encuentra muy debilitado por la quita de la mitad de la deuda pública en manos privadas en Grecia y que acarreó pérdidas para su sistema financiero, muy vinculado a Atenas.

Las rebajas de las notas de solvencia crediticia de Chipre debido a su exposición a la crisis en Grecia, especialmente su sector bancario, han supuesto que la isla tenga casi imposible refinanciarse de forma sostenible en los mercados.

Por este motivo, Nicosia ya se vio obligada a finales del año pasado a negociar un crédito bilateral con Rusia por valor de 2.500 millones de euros y la prensa chipriota indicó que ahora se habían establecido, sin éxito, algunos contactos con China.

Ante esta situación, el pasado martes el Gobierno reconoció la "posibilidad real" de que deba recurrir a la ayuda económica de sus socios, un escenario que el presidente del país, Dimitris Christofias, tampoco excluyó recientemente.

En una entrevista concedida la semana pasada, el gobernador del Banco Central de Chipre, Panicos Dimitriades, condicionó un posible rescate a que no se impongan condiciones económicas que ahonden la recesión.

"Las condiciones que se estipulen no deben comprometer las perspectivas de crecimiento de la economía chipriota", ya que "sin crecimiento ni los bancos chipriotas ni las finanzas publicas pueden consolidarse", afirmó.

El Banco Central ofreció esta semana sus últimas previsiones económicas, que prevén una contracción del 1,1 % en 2012 y una caída del 0,4 % en 2013.

CRISIS