Internacional
LO ÚLTIMO:
Doce heridos en un ataque con cuchillo en una guagua en el norte de Alemania leer

Casi un tercio de los eurodiputados tiene otro empleo, según Transparencia Internacional

Bruselas, EFE
10/jul/18 12:35 PM
eldia.es
Una sesión de la Eurocámara de Estrasburgo./MARC DOSSMANN / EUROPEAN PARLIAM (EFE)

El 31 % de los 751 eurodiputados tiene uno o varios empleos remunerados además de su cargo en el Parlamento Europeo (PE), según un informe publicado hoy por la ONG Transparencia Internacional (TI), que denuncia que esta práctica puede generar conflicto de intereses.

Si además de empleos remunerados se tienen en cuenta otras actividades, como la pertenencia a juntas directivas u otros cargos políticos, la proporción de diputados con actividad extraparlamentaria asciende al 60 %.

En total, los 751 eurodiputados han declarado 1.366 actividades en lo que va de legislatura, lo que supone un aumento del 13 % con respecto al inicio de la misma en 2014, de acuerdo con la organización, que ha analizado 2.000 declaraciones de intereses financieros.

"No todas las actividades exteriores remuneradas llevan a un conflicto de intereses. Sin embargo, actividades que generan grandes ingresos, se llevan a cabo con grupos de presión registrados (ante la UE) o han comenzado durante el mandato presentan un mayor riesgo de conflictos", dice TI en su informe.

De acuerdo con los cálculos de la organización, los eurodiputados han ganado desde julio de 2014 entre 18 y 41 millones de euros con empleos adicionales, un cálculo muy "dispar" que se debe a que los eurodiputados solo pueden declarar sus ingresos mensuales brutos en rangos muy amplios, explica el documento.

Asimismo, 35 eurodiputados habrían ganado más de 100.000 euros además de lo que cobran del Parlamento, y entre 9 y 30 habrían ganado más con los empleos adicionales que con su sueldo de diputados, que es de 8.484 euros de base pero puede ascender a entre 10.000 y 12.000 con dietas y extras.

Por otro lado, 49 eurodiputados habrían iniciado nuevas actividades desde que asumieron su escaño y tres de ellos tienen puestos en grupos de presión registrados para ejercer su actividad ante la UE.

Esto se da en todos los grupos, aunque hay gran disparidad de ingresos y número de eurodiputados implicados, apunta el estudio.

Los ingresos son particularmente altos en el grupo euroescéptico Europa de las Naciones y la Libertad, dónde el 54 % de los miembros declaró actividades remuneradas fuera de la Eurocámara, mientras que el grupo de la Izquierda Unitaria es dónde menos se da este fenómeno (18 %).

Por nacionalidades, los eurodiputados belgas (62 %) y austríacos (56 %) son los que más declaran estas actividades, mientras que entre los españoles es el 15 %, en la parte baja de la tabla.

Transparencia Internacional denuncia además que la Eurocámara no aplica como debe el código de conducta que adoptó en 2012, después de que en 2011 una investigación periodística revelase que algunos eurodiputados aceptaban pagos por introducir enmiendas.

De los 24 casos en que se infringieron las normas éticas ninguno se sancionó, recuerda la organización, que aboga por prohibir que los eurodiputados puedan tomar parte en grupos de presión.