Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los Mossos investigan el atropello de un taxista por parte de un VTC leer

La Cámara Baja de EEUU aprueba recursos para reabrir la Administración

Washington, EFECOM
4/ene/19 10:53 AM
eldia.es
Nancy Pelosi./JIM LO SCALZO (EFE)

Washington, EFECOM La Cámara Baja de EEUU, liderada por la demócrata Nancy Pelosi, ha aprobado proyectos de financiación para poner fin al cierre parcial de la Administración que no incluyen recursos para el muro fronterizo y que pasarán ahora al Senado.

Por 239 votos a favor y 192 en contra, los legisladores han dado su visto bueno esta madrugada a un proyecto de ley de gastos a corto plazo para financiar el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) hasta el 8 de febrero.

Otro conjunto de recursos destinados a seis agencias hasta el próximo 30 de noviembre ha sido aprobado por 241 votos frente a 190.

Las iniciativas irán ahora al Senado, de mayoría republicana, por lo que los expertos anticipan que no serán aprobadas.

La Administración entró el pasado 22 de diciembre en su tercer cierre parcial durante el Gobierno de Trump, después de que las negociaciones entre republicanos y demócratas en el Congreso no llegaran a buen puerto.

El punto de desencuentro es la exigencia Trump de que el proyecto de presupuestos incluya una partida de más de 5.000 millones de dólares para financiar el muro fronterizo entre su país y México.

En una conferencia de prensa tras su elección como presidenta de la Cámara de Representantes, Pelosi calificó el muro que propone construir el presidente estadounidense, Donald Trump, como "una pérdida de dinero".

Por su parte, el vicepresidente del país, Mike Pence, aseguró a la cadena Fox que "si no hay muro, no hay acuerdo".

La parálisis administrativa, que completó este jueves 13 días, afecta a agencias de diez departamentos del Ejecutivo, incluidos los de Transporte y Justicia; así como a decenas de parques nacionales, que suelen ser una gran atracción turística.

Además, perjudica a unos 800.000 de los 2,1 millones de trabajadores federales, que no cobrarán sus salarios mientras permanezca cerrado el Gobierno y están a expensas de la aprobación de un nuevo presupuesto.