Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Las Palmas y CD Tenerife agarrados al derbi para cambiar su tendencia leer

Entre el fútbol y los toros


6/mar/02 14:08 PM
Edición impresa
De padre venezolano y madre española, Rafael Ponzo nació hace 23 años en Madrid. Siendo niño, decidió dedicar su tiempo libre al fútbol, a pesar de que el cabeza de familia fuera un famoso torero, el diestro Rafael Ponzo. "Mi padre se dedicaba al toreo. Tomó la alternativa en Las Ventas y estuvo 20 años en España desarrollando esta actividad. Es una profesión muy bonita y me gusta mucho, pero él no quería que siguiera sus pasos. Prefería el fútbol, que es más tranquilo y seguro", explicó. Así que comenzó a dar los primeros pasos en mundo del balompié dentro de la escuela La Trinidad. "Empecé con 5 años como jugador de campo y a los 10 me decidí por la portería", recordó. A partir de ahí, fue ascendiendo de categorías hasta llegar a la Segunda División de Venezuela. Su techo en el país suramericano lo alcanzó en el Carabobo FC. Pero el cancerbero no se conformó con eso y quiso probar fortuna en Europa, incorporándose, a modo de prueba, en el Avilés, que acabó cediéndole al Navarro. Su siguiente destino fue el Siero, de Segunda División B. En el conjunto asturiano completó una notable temporada y captó la atención de los técnicos del CD Tenerife, que no dudaron en llamarle. Con la entidad blanquiazul le resta aún un año de contrato, que Rafa confía en prolongar por más tiempo. "Me gustaría mucho seguir en este club", aseveró. Con casi diez meses de estancia en la Isla, reconoce "echar de menos a mis padres y a mi país, pero quien algo quiere, algo le cuesta", afirmó.