Jornada Deportiva

Adiós a Antonio Domínguez, "El Corto"

El ex delantero del Tenerife, partícipe en el ascenso a Primera de 1961, falleció en Cataluña. En 1991 visitó la Isla para estar presente en un homenaje al equipo.
JUAN GALARZA, S/C de Tfe.
28/feb/08 10:15 AM
Edición impresa

El ex futbolista Antonio Domínguez, uno de los integrantes del equipo del CD Tenerife que logró el ascenso a Primera División en 1961, falleció el pasado 10 de enero a la edad de 74 años. El óbito se produjo en Gerona, donde estableció su residencia una vez concluida su carrera en el Español. El hecho de su muerte no había trascendido en la Isla hasta que el martes se recibió una llamada telefónica en la sede del club representativo, por la que un familiar daba cuenta de la noticia.

Apodado "El Corto", debido a su baja estatura, Antonio Domínguez Martínez nació el 14 de septiembre de 1933 en la localidad burgalesa de Sotopalacios. Su primer equipo profesional fue el Jerez Deportivo, en el que jugó por espacio de cinco temporadas, todas ellas en Segunda, hasta que lo fichó el Atlético de Madrid, a finales de la década de los cincuenta.

Aunque era ambidiestro, Domínguez solía ser alineado como interior o extremo izquierdo, posiciones que ocupaban en el cuadro colchonero Joaquín Peiró y Enrique Collar. Por este motivo, el Atlético decidió cederlo en la temporada 59-60 al Rayo Vallecano y un curso después al Tenerife, reclamado por Heriberto Herrera, con el que había coincidido en la capital de España.

Con el firme objetivo de dar el salto a Primera, siete años después de debutar en categoría nacional, el representativo isleño se hizo también con los servicios del uruguayo Correa (Danubio), Borredá (Málaga), Vicedo (Valladolid), Zubillaga y Paquillo (Las Palmas), además de los canteranos José Juan y Santi, del Real Unión. Con una firmeza extraordinaria en el Heliodoro, donde resolvió prácticamente todos sus compromisos -sólo el Hércules fue capaz de empatar en el recinto capitalino-, el Tenerife se proclamó campeón de su grupo y obtuvo el ascenso a Primera.

Domínguez fue uno de los futbolistas más regulares del equipo, con 27 participaciones -sólo quedó fuera del once titular en tres partidos- y cinco goles. "Era un muy buen jugador de equipo, más para el centro de campo que para la delantera", señalaba ayer Colo, con el que coincidió en aquel conjunto victorioso. De vuelta a Madrid, por fin logró debutar en Primera División como rojiblanco, en el curso 61-62, de la mano del entrenador José Villalonga, quien lo alineó por la parte derecha. Sumó una docena de partidos y cuatro goles, el primero de ellos en la jornada de su debú, el 9 de septiembre de 1961, en un encuentro frente al Betis.

La llegada de Heriberto Herrera al Español, con el encargo de devolverlo a Primera, propició el fichaje de Domínguez como periquito. Integrante del ala izquierda del equipo, junto al ex valencianista Hernández, formó parte del once que logró el ascenso en el desempate de la eliminatoria de promoción con el Mallorca, disputado en el Santiago Bernabéu. Otra vez en Primera, esta vez dirigido por Ladislao Kubala, quien hacía las veces de jugador-entrenador, aunque figurase Pedro Solé como técnico, Domínguez jugó doce partidos antes de abandonar la práctica activa del fútbol.

Tras colgar las botas, se estableció en la Costa Brava, donde regentó diversos negocios, algunos en sociedad con Heriberto Herrera. "La última vez que supe de él fue en noviembre de 2005, durante el reencuentro celebrado en el Valle de Arán por los integrantes de la Selección española que ganó la Eurocopa de 1964. Allí fue Chus Pereda quien me advirtió que Domínguez se encontraba enfermo de alzheimer", agregó Colo, al instante de enterarse del fallecimiento de Antonio Domínguez.

Convocado por la Asociación de la Prensa Deportiva de Tenerife, en 1991 se desplazó a la Isla y estuvo presente en el homenaje al equipo del ascenso de 1961 que organizara la citada entidad, coincidiendo con Cuco, Ñito, Santi, Álvaro, Villar, Tosco, Julito, Borredá, José Juan, Arias, Zubillaga, Paquillo, Santi y Manolín Jiménez.