Jornada Deportiva

Perseverancia

www.fotingosdecanarias.es
28/nov/12 1:35 AM
Edición impresa

SI EXISTEN asociaciones o club tan antiguos como los inventos que aglutinan, éstos no son otros que los AUTOMÓVIL CLUB de cada nación.

Sus orígenes o causas fundamentales de su constitución estaban dirigidos a proteger y defender a los pioneros y osados automovilistas de principio de siglo. Este espíritu sigue vigente en nuestros días y, aunque con ligeras modificaciones y adaptaciones a los tiempos actuales, su ayuda continúa siendo muy valiosa, sobre todo en carreteras ajenas o lo que es lo mismo cuando emprendemos un viaje al extranjero.

Nuestra isla cuenta con orgullo, cómo nuestro AUTOMÓVIL CLUB, tiene ya sobre su "chasis" más de un siglo de actividad, puesto que se fundó en el año 1910, aunque la idea o embrión fue concebida a raíz de la Primera Gira Automovilística celebrada en nuestra isla allá por el lejano año de 1909.

El 12 de enero de 1910 se presenta ante el Gobierno Civil de la Provincia de Canarias la solicitud de aprobación junto con sus correspondientes estatutos, bajo la denominación oficial de "Automóvil Club de Tenerife". La primera Junta Directiva quedó constituida de la siguiente manera: Presidente: don Nicolás Martí Dehesa; Vicepresidente: don Juan Yanes Rodríguez; Contador: don Carlos Díaz Rodríguez; Secretario: don Julián Rodríguez Ballester; Vocales: don Luis González Pérez, don Álvaro Fernández, Mr. Farrow S. Bellamy, don Antonio Martín Negrín, don Máximo Estanga, don Jesús Beyro y don Laureano Hernández González de Ara.

De la lectura de dichos estatutos, lo más digno de destacar, puesto que sus fines todos los sabemos, es la cuota mensual a abonar que quedó fijada en la cantidad de 5,00 pesetas mensuales. Otro apartado interesante es aquel que señalado con la letra I está relacionado con el Real Automóvil Club de España, fundado en 1903, donde se decía que prestarían su adhesión al citado club, iniciándose desde entonces ese nexo que ya nos es tan familiar.

En 1924 la actividad del Real Automóvil Club de España continuaba muy latente pero ya en esta anualidad sus destinos estaban regidos bajo la presidencia de don Juan Rodríguez López y como secretario, don Romualdo García Paredes junto con don Alberto Camacho como tesorero de la sociedad.

El día 27 de febrero de 1926 para cubrir los trabajos que el AUTOMÓVIL CLUB DE TENERIFE realizaba en mejoras y mantenimientos de las carreteras adquieren un enorme camión "A:S" al que le tocó la matrícula TF-1802. Antes de que finalizara el año y en vista de que la demanda de mejoras crecía adquieren el día 15 de septiembre otro camión marca "Ford" modelo "T" que queda señalado con las TF-2037. El solo hecho de que nuestro entrañable AUTOMÓVIL CLUB DE TENERIFE poseyera dos costosos camiones es sinónimo de progreso y efectividad de todos los componentes de las sucesivas juntas directivas. Para completar la flota de camiones la Junta Directiva decide el año 1927 adquirir un nuevo camión y como en el primero de los casos optan por los potentes camiones camiones "A.S." al que la administración tras los trámites pertinentes le concede la placa de TF-2231.

En 1941, año de penurias económicas en el archipiélago, el presupuesto del AUTOMÓVIL CLUB DE TENERIFE arrojaba una cifra de 29.337, 30 pesetas que aunque parezca pequeña no desmerecía para nada su mérito y prestigio. Su capital quedó tasado en la cantidad de 26.107, 30 pesetas.

www.fotingosdecanarias.es