La Laguna

El Gobierno destina 4 millones de euros a la remodelación de la estación de guaguas

La obra, que la financiará el Gobierno canario y la ejecutará el Cabildo, saldrá a licitación este año. El edificio está ideado para que, cuando se construya la nueva estación, con una pequeña adaptación quede para uso cultural y social.
D. BARBUZANO, La Laguna
1/jul/06 20:11 PM
Edición impresa

D. BARBUZANO, La Laguna

La alcaldesa de La Laguna, Ana Oramas, presentó ayer el avance del proyecto de remodelación de la estación de guaguas, ubicada frente al polígono Padre Anchieta y que, según destacó, tras la reforma dispondrá de zonas para uso municipal, garantizará la seguridad de los ciudadanos y, cuando en el futuro se haga la nueva terminal, se recuperará para la ciudad y se convertirá en un edificio para fines culturales y sociales. La obra costará 4 millones de euros que pagará el Gobierno de Canarias, mientras que la responsabilidad de su ejecución recaerá en el Cabildo.

Oramas estuvo acompañada por la directora general de Transportes del Gobierno Canario, Rosa Dávila; el director insular de Transportes del Cabildo de Tenerife, Manuel Ortega Santaella; el director de Titsa, Santiago Pinilla Rodríguez, y el arquitecto responsable del proyecto, Eustaquio Martínez.

El arquitecto explicó que se derribará la mayor parte de la estación, que hoy tiene un techo en forma de U y un edificio de tres plantas. El renovado edificio se contempla con un solo techo que protegerá a los usuarios y guaguas dispuestas en forma de abanico de las inclemencias del tiempo lagunero, y una construcción de dos plantas. En la parte baja irán las oficinas de Titsa, tiendas, una cafetería y oficinas municipales, y en la alta servicios de personal de Titsa y oficinas municipales.

Dos años

Las obras saldrán a licitación antes de finalizar el próximo mes de diciembre y tardarán dos años en ejecutarse, tiempo durante el cual se habilitará otra zona de la ciudad para situar de forma provisional la parada de guaguas.

Uno de los aspectos más relevantes de los que informó el arquitecto es que está previsto construir un túnel desde el comienzo de la calle San Antonio hasta la autopista para facilitar la entrada en la ciudad de los vehículos procedentes del Norte, y también de los que quieran incorporarse desde Aguere hacia esa zona de la Isla, quedando encima una vía para los que circulen por la ciudad.

En su intervención, la alcaldesa destacó que la "actual estación de guaguas no aguanta más dado su deterioro y era necesario remodelarla para bien de la empresa Titsa, de sus trabajadores y de los usuarios, lo que será una realidad gracias a la ayuda del Gobierno de Canarias y el Cabildo insular de Tenerife".

Oramas recordó que la actual terminal genera problemas de inseguridad que son difíciles de afrontar sobre todo por la noche y de madrugada. Además, dijo que el edificio posee muchas dependencias cerradas que serían muy útiles para fines municipales, culturales o sociales en beneficio de los laguneros. Por ahora, cuando esté terminada la estación, lo que sí confirmó la alcaldesa es que determinadas dependencias serán destinadas al área de seguridad.

"Esta obra -resaltó Oramas- la haremos con la cabeza, por lo que no habrá problemas de tráfico cuando comiencen los trabajos. Queremos que el edificio sea emblemático, estético, funcional y que aporte seguridad".

La directora general de Transportes del Gobierno canario, Rosa Dávila, manifestó que "es una infraestructura de transporte importante para La Laguna y para la colectividad y movilidad en la Isla. La Laguna es una ciudad importante en población y un lugar de atracción de turistas por ser una ciudad cultural y Patrimonio de la Humanidad, y por ello había que darle una respuesta en transporte público colectivo que esté a la altura de la dignidad de esta ciudad, lo que se echaba de menos". Aclaró, asimismo, que cuando entre el funcionamiento, el servicio de guaguas que cubre el trayecto La Laguna-Santa Cruz y viceversa no desaparecerá, como se está afirmando.

El director de Transportes del Cabildo, Manuel Ortega Santaella, indicó que "es un paso más en la resolución y mejora de la movilidad. No es un intercambiador sino una estación que tendrá un uso futuro cuando se haga la nueva estación. El día que se construya dicha terminal y funcione como intercambiador, es cuando habremos resuelto de un modo definitivo todo el problema de la movilidad con otras acciones".

Santiago Pinilla Rodríguez, director general de Titsa, destacó de la remodelación de la estación "la gran visibilidad que tendrá para los conductores, la eliminación de los riesgos que ahora se corren cuando los vehículos dan marcha atrás". Explicó que en la actual estación operan veinte líneas con origen y destino, sin contar aquellas que vienen del Norte y pasan por la terminal lagunera, que tiene 1.800 movimientos diarios y 260 conductores.