La Laguna
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PSOE acusa a Clavijo de subordinar la sanidad pública a "intereses empresariales" leer

Una médium halla en la casa Lercaro el "cuerpo" del fantasma de Catalina

Angie Freeland, de gran prestigio en Inglaterra, sin conocer el fenómeno del fantasma de Catalina ni cómo murió, descubre el punto donde está el pozo al que se tiró la joven en su noche de bodas, y describe cómo iba vestida y de donde se arrojó. Además, asegura que su cuerpo permanece en el fondo del pozo.
D. BARBUZANO, La Laguna
4/dic/11 1:37 AM
Edición impresa

La médium inglesa Angie Freeland ha descubierto el punto exacto donde Catalina Justiniani se quitó la vida en el Palacio de Lercaro en su noche de bodas, y mediante una concentración, a las 00:00 del miércoles, afirmó que el cuerpo de dicha joven permanece en el fondo del pozo donde se arrojó.

El 9 de noviembre de 2003, este periódico se hizo eco de que el fantasma de Catalina se paseaba por el Museo de Lercaro, lo que moticó que varios guardias de seguridad renunciaran a sus puestos de trabajo.

Ocho años más tarde ha pasado un hecho curioso, ya que el grupo Clave 7 de investigación de temas paranormales, con el permiso del director del Museo del Cabildo, acudió el miércoles a las 20:00 horas, a dicho inmueble para hacer un estudio sensitivo con la médium Angie Freeland y el grupo Tenerife Paranormal Society.

Nadie sabía, ni la médium, cuál era el punto exacto donde se localiza el pozo que está tapiado, formando un pavimento conjunto del patio trasero.

Después de estar visionando todo el Palacio de Lercaro, la médium se dirigió al punto exacto donde solo este redactor sabía que estaba el pozo. En ese momento dijo que lo percibía debajo de ella. Luego se concentró más y visionó joyas, y un cuerpo con un traje blanco. Al preguntarle si era un cuerpo espiritual o físico, dijo que estaba en el fondo de forma material, y precisó que era de una mujer. Le preguntamos cómo había llegado ahí ese cuerpo y señaló que la joven se había tirado del corredor más alto del Palacio de Lercaro, que cayó cerca del pozo y como aún no había conseguido su muerte se arrastró hasta tirarse dentro del mismo.

Cuando explicamos a la médium que todo correspondía con el fantasma de Catalina, el asombro fue total. Hay que destacar que antes de hacer dichas afirmaciones, la médium Olga Pérez Marrero, sensitiva del grupo Clave 7, había dado a conocer datos semejantes a los de Angie Freeland.

Josephine Mateos, sensitiva del grupo Clave 7, percibió a Catalina tirándose al pozo de rodillas y que en las mismas, antes de hacerlo, lleva heridas, lo que concuerda con lo que apunta la médium de que al caer avanzó hacia el pozo para tirarse. Josephine vio a esta mujer con pelo largo y negro, ojos claros verdosos, manos delgadas y con un camisón blanco o beis con bordados en azul y rosa.

Tanto Josephine como Olga sintieron opresiones, angustias y torturas, lo que fue ratificado por la médium Angie Freeland, pues aunque no lo sabían estaban en las mazmorras donde recluyeron a presos. Olga noto la presencia de militares y monjes.

Asimismo, es de destacar que el grupo Clave 7, con su director, Nandy Álvarez, al frente, detectó en la zona correspondiente al archivo del Museo de Lercaro anomalías electromagnéticas y sonidos extraños semejantes a pasos de personas, y ante la sorpresa de todos, una luz que se encendió sola.