Santa Cruz de Tenerife
EL ROSARIO

La obstrucción del emisario provocó la contaminación del frente costero

N. V., El Rosario
16/mar/12 3:07 AM
Edición impresa

El Ayuntamiento de El Rosario llevará al pleno de hoy la dación de cuenta de las obras de emergencia de desatascamiento del emisario submarino de Radazul por un importe de 3.570 euros. Esta obstrucción fue objeto de un informe de la oficina técnica municipal, fechado el pasado 8 de febrero, en el que se advertía que se estaban desviando las aguas recibidas procedentes de toda la urbanización Radazul y tratadas en la estación de tratamiento al aliviadero del citado emisario, por lo que "puede estarse produciendo una contaminación importante de las aguas litorales en todo el frente costero de la urbanización de Radazul Bajo, especialmente en las inmediaciones de la playa de La Nea".

Además, el citado informe explica que el motivo de la obstrucción del emisario submarino podría deberse a que "durante la ejecución de las obras del parque urbano (...) es posible que las máquinas que allí se encontraban trabajando hayan producido daños en el tubo instalado y sea el origen del estancamiento de agua". La técnico que firma el informe concluye que "deberá contratarse una empresa especializada que detecte el origen de la obstrucción con el fin de evitar la dispersión del efluente contaminante".

Desde el principal partido de la oposición, Iniciativa por El Rosario-Verdes, se preguntan por qué no se informó inmediatamente a los ciudadanos de la obstrucción del emisario y de la contaminación de las aguas de la playa de La Nea. "Nos tenemos que enterar ahora, a toro pasado, de que se hicieron unos trabajos para limpiar de contaminación las aguas del litoral", censuró el portavoz de la formación, Escolástico Gil.

Falta de tratamiento

Cabe recordar que ya durante la visita, en diciembre de 2008, de la responsable por aquel entonces de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar para poner la primera piedra del proyecto de paseo peatonal La Nea-Radazul y su acondicionamiento, IR- Verdes criticó que antes de realizar la inversión de seis millones de euros era conveniente resolver los problemas existentes en el tratamiento de las aguas residuales.

El portavoz de la formación, Escolástico Gil, recordó a este respecto que las alegaciones presentadas en septiembre de 2005 a Costas sobre La Nea ponían en conocimiento del organismo estatal "que el problema fundamental es la ausencia de depuración de las aguas residuales vertidas por emisarios submarinos" y, por esa razón, "es indispensable acometer de manera urgente" esa problemática.