Santa Cruz de Tenerife
"PALMA ARENA"

Se reanuda el juicio a Matas, en el que fiscales anunciarán sus conclusiones

Palma, EFE
23/ene/12 9:36 AM
eldia.es
El expresidente del Gobierno Balear Jaume Matas./Montserrat T. Díez

La octava jornada del juicio del caso Palma Arena contra el expresidente balear Jaume Matas ha comenzado a las 10.10 horas en la Audiencia de Palma y se espera que hoy los fiscales eleven a definitivas sus conclusiones, es decir, si mantienen o modifican las penas solicitadas.

La sesión del juicio por los pagos supuestamente irregulares al periodista que escribía los discursos a Matas durante la legislatura 2003-2007 ha comenzado con la prueba documental, después de que la pasada semana se concluyesen las testificales y periciales.

Tras la documental, los fiscales Anticorrupción de Baleares, Pedro Horrach y Juan Carrau, así como la acusación particular ejercida por la abogacía de la Comunidad, tienen previsto elevar a definitivas sus conclusiones provisionales, en las que dirán si mantienen o cambian las penas pedidas para los acusados.

En su escrito de acusación previo al juicio, la Fiscalía pide para Matas 8 años y medio de cárcel por los delitos de malversación, prevaricación, falsedad, tráfico de influencias y fraude a la Administración.

Para el periodista que le escribía los discursos, Antonio Alemany, reclama 5 años y medio de cárcel, así como 15 meses de prisión para María Umbert, exjefa del gabinete de Matas.

También pide 4 años y medio de cárcel para Miguel Romero, propietario de una empresa que sirvió supuestamente para encubrir los pagos a Alemany; 2 años para el ex director general de Comunicación del Govern Joan Martorell, y 1 año y medio para la sucesora de Umbert como jefe de gabinete de Matas, Dulce Linares.

En cuanto a la acusación particular ejercida por la abogacía de la Comunidad, solicita las mismas penas para todos los acusados menos para Matas, a quien reclama 6 meses menos de cárcel (8 años en total).

También pide que los acusados devuelvan a las arcas de la Comunidad la cantidad supuestamente malversada, que asciende a 483.186 euros.