Santa Cruz de Tenerife
GOBIERNO JUSTICIA

La oposición ve una involución en que los jueces elijan al Poder Judicial

Madrid, EFE
25/ene/12 16:09 PM
eldia.es

La mayoría de los grupos parlamentarios han rechazado hoy la reforma del sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) anunciada por el Gobierno, al considerar que permitir que los jueces elijan a 12 de los 20 vocales es una "involución" y un ataque a la soberanía popular.

Así se ha puesto de manifiesto en la Comisión de Justicia durante la comparecencia del ministro Alberto Ruiz-Gallardón, que ha presentado al Congreso un paquete de medidas legislativas con el fin de conseguir la regeneración institucional, la despolitización de la Justicia y la reducción del exceso de litigiosidad a través de un nuevo modelo de tasas.

Para el portavoz socialista en la Comisión de Justicia, Julio Villarrubia, la reforma que modificará la elección de los vocales del CGPJ es un ataque frontal a la soberanía popular porque supone "dejar en manos de unos cuantos lo que corresponde al pueblo español", como marca el verdadero espíritu constitucional.

En ello ha coincidido el portavoz de Izquierda Plural, Gaspar Llamazares, que ha reprochado a Ruiz-Gallardón que haya comenzado poniéndose al frente del regeneracionismo y haya terminado al frente de lo que ha calificado de "restauración", anunciando medidas de "populismo penal" como la prisión permanente revisable y olvidando la corrupción.

Ha sido Llamazares quien ha considerado que la fórmula del PP para la elección del CGPJ no es una solución, sino una "involución".

"La solución del Gobierno al desgobierno de la Justicia es la de Juan Palomo: 'yo me lo guiso, yo me lo como', ha dicho el diputado de Izquierda Unida, que ha bromeado al mostrar su esperanza en que después se permita a los médicos gobernar la sanidad.

Tras recordar que fue la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, la que ayer anunció la modificación de los mecanismos para elegir a los vocales del Poder Judicial y le quitó al ministro la noticia, Llamazares ha ironizado: "Se ha quedado con la cadena perpetua. Será un difícil papel el de un ministro regenerador ponerse al frente de la cadena perpetua en nuestros días".

Tanto el PSOE como la Izquierda Plural han destacado que muchas de las propuestas anunciadas por Gallardón ya estaban encima de la mesa, algo que también ha puesto de manifiesto el portavoz del PNV, Emilio Olabarria, quien además ha asegurado que la reforma anunciada del CGPJ era la peor de los sistemas posibles y que se trata de una propuesta "inconstitucional", pues la Constitución establece que la "Justicia emana del pueblo".

La diputada Rosa Díez, de Unión Progreso y Democracia (UPyD), ha mostrado al ministro su disposición a colaborar en el camino hacia la independencia judicial y conseguir la despolitización, mientras que desde Convergencia I Unió, Mercé Pigem, ha aconsejado al Gobierno que no caiga en un "afán legislativo" y que ponga ya en marcha los Consejos de Justicia Autonómicos, previstos en el Estatuto de Cataluña, para conseguir un mayor acercamiento y desconcentración del Poder Judicial.

Uxue Barcos, de Geroa Bai, ha coincidido con otros portavoces en el diagnóstico de los problemas del Poder Judicial, al señalar que ha sido la falta de acuerdo entre los partidos la que ha provocado la situación de desprestigio.

Por último, el portavoz del PP, José Miguel Castillo, ha defendido las medidas anunciadas por Gallardón y el clima de diálogo que pretenden que impere durante esta legislatura porque -ha reiterado- "la Justicia es cosa de todos".