Santa Cruz de Tenerife
PARTIDOS / PSOE

Tomás Gómez reconoce que "empieza a tener menos probabilidades" la posibilidad de que haya un tercer candidato

"Aunque conociendo al PSOE, nunca se sabe hasta el último minuto"
Madrid, Europa Press
25/ene/12 9:23 AM
eldia.es
El secretario general del PSM, Tomás Gómez./JuanJo Martin

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM) y portavoz en la Asamblea madrileña, Tomás Gómez, ha reconocido en una entrevista en Telecinco recogida por Europa Press que "empieza a tener menos probabilidades" la posibilidad de que haya un tercer candidato a la Secretaría General del PSOE, a la que se presentan de momento Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón.

"En definitiva, van a ser dos los candidatos, si no hay ningún tercero, que eso parece que empieza a tener menos probabilidades, aunque conociendo al PSOE nunca se sabe hasta el ultimo momento", ha explicado.

A renglón seguido, ha apuntado que "ha habido personas que han barajado presentarse" y ha apuntado que, al final, se ha "polarizado mucho" todo el proceso, aunque ha asegurado que ha pedido a todos los delegados del PSM, tanto los que van en la lista "mayoritaria" que encabeza él mismo como a los de la lista "minoritaria" que encabeza Jaime Lissavetzky, que escuchen lo que tienen que decir tanto Rubalcaba como Chacón.

"Hay que escuchar. Esta tarde Rubalcaba se reúne con los delegados de Madrid, que es una federación muy importante en peso y cualitativamente, y lo que opinan los socialistas madrileños tiene siempre mucho impacto en el conjunto del PSOE; y todos tenemos que escucharle, lo mismo que a Chacón cuando decida (reunirse con el PSM)", ha señalado.

Además, ha asegurado que "la mayoría" de los delegados madrileños aún no han tomado ninguna decisión sobre a qué candidato apoyarán en el Congreso federal de Sevilla. "Los vamos a escuchar, a ver qué tienen que decir, qué proyecto encarna cada uno, con qué equipos va a contar cada uno y, en función de eso, tomaremos una decisión", ha señalado.

Preguntado sobre por qué aún no se ha decantado por una u otra opción, Gómez ha indicado que si todos los socialistas tuvieran ya una decisión tomada se podrían "ahorrar ir al Congreso de Sevilla". "Vamos allí con la intención de convencer de algunas idea, pero también a ser convencidos. Si sales con un mandato imperativo, una decisión tomada, desde la federación la mandaríamos por correo y nos ahorraríamos ir a Sevilla", ha justificado.

IDEAS PROPIAS

Así, entre las ideas que él mismo llevará a Sevilla para "convencer" al resto de sus compañeros destaca su apuesta por 'afrancesar' el sistema de elección interna en el partido, en el sentido de que los candidatos tengan que presentar a todo su equipo antes de ser elegidos y que puedan votar también los militantes.

"Creo que hay que hacerlo. El PSOE siempre ha estado a la cabeza de la democratización y de la democracia, que tiene dos derechos fundamentales: el derecho a elegir y el derecho a ser elegido. Hay que profundizar en el derecho a elegir, y que los afiliados elijan a los máximos dirigentes es una cosa a abordar", ha señalado.

En este sentido, ha recordado que "un militante es un ciudadano normal que hace lo que la inmensa mayoría de los españoles y que, por tanto, piensa como la inmensa mayoría de los españoles". "La decisión que toman los militantes es, probablemente, la que coincide más con lo que piensan los ciudadanos; eso es profundizar en democracia y lo voy a defender en Sevilla. No hay que tener miedo a la democracia ni a lo que opinan las bases" ha dicho.

En este sentido, Gómez apuesta por el sistema de primarias de los socialistas franceses, en el que las ideas importan más que "quién encabeza los proyectos". Además, también ha pedido para el PSOE un uso habitual en el socialismos galo: conocer al equipo más estrecho de los candidatos, y no sólo los nombres de los número uno.

"Para ver qué opina cada uno de los que quieren encabezar los partidos hay que saber lo que piensa el número 1 pero también el número 2, porque la dirección no es sólo una persona; el partido o el gobierno no era sólo José Luis Rodríguez Zapatero, sino todo el equipo de la dirección", ha señalado.

En la misma línea, Gómez ha reconocido que se sintió "decepcionado" cuando el PSOE impidió que Rubalcaba y Chacón se 'enfrentaran' en un debate, algo que ha considerado "un error gravísimo que hay que subsanar", aunque ha asegurado no saber "a quién beneficia más" dicha decisión.

"¿Qué tiene de malo que varias personas que tienen en la cabeza un proyecto para España, para el PSOE, debatan al respecto desde la competición democrática que supone un proceso de estas características?", se ha preguntado.

Con estos cambios, el Partido Socialista estaría preparado, según Gómez, para realizar "lo que necesita España: una oposición fuerte, capaz de plantear un modelo alternativo al PP".

"Es verdad que hemos tenido un año malo electoralmente que nos ha sumergido en una crisis. Pero esperamos salir de ella, ser esa alternativa al PP y plantear un modelo alternativo para salir de esta crisis brutal que tiene como víctima a la mayoría de los ciudadanos", ha concluido, recordando que "no hay que hacer un nuevo socialismo, sino socialismo de nuevo" con reformas como la "financiera para crear una banca pública en España y Europa, para tener un sistema fiscal más justo o para crear nuevas formas de democratización en el PSOE".