Nacional

Fomento se reúne con los controladores para intentar evitar huelgas este verano

Madrid, EFECOM
26/jun/18 10:11 AM
eldia.es
Pedro Saura./Emilio Naranjo (EFE)

Madrid, EFECOM Los controladores aéreos esperan que la reunión con el Ministerio de Fomento prevista para este miércoles permita evitar una huelga, no sólo en el Centro de Control de Barcelona a partir de julio, sino una a nivel nacional que podría convocarse después del verano.

El nuevo secretario de Estado de Infraestructuras, Transportes y Vivienda, Pedro Saura, presidirá la reunión, a la que acudirá la junta directiva de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) y los representantes de los trabajadores del Centro de Control de Barcelona.

El pasado mes de abril, los trabajadores del centro de Barcelona, que controlan el espacio aéreo del arco mediterráneo, anunciaron que irían a la huelga este verano para reclamar un aumento de la plantilla, que consideran insuficiente para hacer frente al tráfico aéreo que se genera en esta instalación.

En este sentido, el colectivo denuncia que están realizando turnos extraordinarios, de forma que, si lo habitual es que trabajen cinco días y descansen tres, la secuencia actual es de seis jornadas laborales y dos de descanso por la falta de personal.

Los controladores piden asimismo a Enaire que se comprometa a que se vuelva a la normalidad en dos años, es decir, a partir de 2020 al ser conscientes de que ahora mismo es algo "imposible", lo que la empresa del grupo Fomento que gestiona la navegación aérea en España ha rechazado firmar hasta ahora, añaden las mismas fuentes.

Aunque Enaire está contratando a personal, fuentes de USCA han explicado que no es suficiente, por lo que en Barcelona incluso se encuentran ahora controladores en comisión de servicios que proceden de otros centros de España.

El sindicato ha alertado de que aunque la situación que atraviesan los centros de control es complicada en toda España, tanto este verano en Palma como en Canarias o en Madrid, aún es más grave en Barcelona ya que aún hay menos plantilla y se ha incrementado el tráfico aéreo.

Si el resultado de la reunión con Fomento es insatisfactorio, los controladores de Barcelona irán a la huelga a partir de julio -dos días a la semana-, ya que están "un poco hartos" de oír sólo buenas palabras sin que se solucione el problema y de ver que, en lugar de mejorar, la situación empeora.

Según USCA, el hecho de que Enaire no quiera firmar que se va a respetar el convenio a partir de 2020, le hace pensar que van a parar la política de contratación y que tienen otros planes para los centros y las torres de control como, por ejemplo, su privatización.

El sindicato confía en que Enaire respete su derecho a huelga a raíz de las sentencias favorables a los controladores a sus denuncias sobre unos servicios mínimos "abusivos" fijados para las anteriores movilizaciones del colectivo.

En este sentido, USCA reconoce que si se vuelven a fijar unos servicios mínimos del 100 % como en el pasado, el impacto de las huelgas "va a ser prácticamente nulo, más allá de las decisiones de las compañías aéreas de cancelar algunos vuelos ante la convocatoria".