Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La CE advierte formalmente a Italia del "serio incumplimiento" de sus presupuestos leer
DEBATE CATALUÑA

Mascarell llama al soberanismo a la "máxima unidad electoral y operativa"

Barcelona, EFE
8/ago/18 11:28 AM
eldia.es
Ferran Mascarell./Andreu Dalmau (EFE)

El delegado del Govern en Madrid y portavoz de la Crida Nacional per la República, Ferran Mascarell, ha hecho un llamamiento a ERC y al conjunto del soberanismo a tejer en los próximos meses la "máxima unidad electoral y operativa" posible, para expresarse "con una sola voz" ante el Estado.

En una entrevista a la Agencia Efe, Mascarell ha explicado que desde la Crida Nacional, el movimiento independentista impulsado por Carles Puigdemont, hay voluntad de iniciar una ronda de contactos con partidos, entidades y organizaciones diversas, incluida ERC, "a partir del 20-22 de agosto", para intentar construir esta unidad.

Pese a que el vicepresidente del Govern y adjunto a la presidencia de ERC, Pere Aragonès, ha apostado estos días por pactar una "unidad estratégica" entre las fuerzas independentistas, sin que eso implique formalizar una candidatura conjunta a las elecciones, Mascarell ha dicho que "no hay que tirar la toalla", por lo que insistirá en invitar a los republicanos a sumarse a la Crida.

Para el delegado del Govern en Madrid, "es perfectamente comprensible y aceptable" el planteamiento de Aragonès, pero seguirá insistiendo en que, "además de la unidad estratégica, nos conviene la máxima unidad electoral".

"Unos pueden hablar de unidad estratégica, y es lícito. Otros podemos hablar de unidad operativa. La unidad es el imperativo del éxito, para que el soberanismo alcance sus objetivos lo más pronto posible. Hay que hablar a fondo, hay que respetar la posición de cada uno", ha apuntado.

Según Mascarell, "nos conviene que el soberanismo se exprese con una sola voz y lo más rotundamente posible", porque "en los meses que se acercan" se necesitará una "expresión de máxima unidad del soberanismo" que sumada a la "movilización social" debe permitir, a su juicio, alcanzar el objetivo de la independencia.

"Este es el lenguaje que entiende el Estado. Solo entiende las peticiones y la fuerza del soberanismo cuando se expresa de manera unitaria. Esto es lo que hay que conseguir", ha ahondado.

Mascarell fue uno de los encargados de leer el manifiesto fundacional de la Crida Nacional per la República en el acto de presentación en el Ateneo Barcelonés, el 16 de julio, un movimiento que pretende reagrupar al conjunto del soberanismo, si bien ERC y la CUP ya han marcado distancias, mientras que el PDeCAT definirá en los próximos meses cómo se integra en la nueva estructura.

Desde mediados de julio, la Crida Nacional suma ya más de 50.000 adhesiones, a la espera de que en su convención prevista para octubre ya tome cuerpo como movimiento político articulado.

"La Crida nace con la voluntad de aglutinar al máximo. Insistiremos hasta el final", ha planteado Mascarell, que ha subrayado que "afrontar las elecciones desde la máxima unidad es garantía de éxito".

"Cada vez que hay un proyecto electoral fuerte que aglutina y entusiasma al mayor número de ciudadanos, acabas ganando. La unidad es una exigencia de las bases soberanistas. Si los dirigentes políticos trabajan unidos, el éxito se acaba alcanzando con más rapidez. Cuanta más unidad se exprese políticamente, más deprisa conseguiremos el éxito, alcanzar una república", ha remarcado.

Mascarell ha negado que la Crida sea -como ha apuntado ERC para desentenderse de la iniciativa- una recomposición del "espacio de centroderecha" del soberanismo, sino que "va mucho más allá" y, en este sentido, ha recordado que "entre los adheridos hay muchos que provienen de la izquierda socialista" o cercana a "los comunes".

Hoy por hoy, según Mascarell, hace falta un "instrumento para hacer frente a esta etapa de conflicto agudo con el Estado", por lo que "no se trata de aglutinar solo a partidos", sino sobre todo a "ciudadanos" que "tienen ganas de expresarse políticamente y que ahora participan de una manera demasiado dispersa".

En su opinión, la Crida Nacional debe convertirse en una "organización un poco diferente de las habituales, mucho más participativa, con mecanismos regulares de dirección pero que, a la vez, dé la voz a la gente de manera permanente".

DEBATE CATALUÑA